Enviar
Limón debe desarrollarse


La historia de los últimos 40 años de la provincia de Limón es una repetición de lo mismo: desinterés y abandono de los gobiernos que parecieran haber padecido de una pereza incurable y una falta de responsabilidad para cumplir con su trabajo en lo relacionado con la costa atlántica.
La excusa de que se había creado en la década de 1960 la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) para que, supuestamente, generara recursos económicos y, además de mantener su funcionamiento pudiera contribuir al desarrollo de la zona, no es tal y no justifica en nada el abandono a que se sometió a la provincia durante 40 años.
Ningún gobierno puede justificar que el funcionamiento de Japdeva no se evaluara ni se hiciera nada para revertir la situación de que la institución solo pueda disponer de un 15% de su presupuesto para repartir entre las municipalidades de Limón, puesto que, más bien, fueron los jerarcas de esas administraciones los que avalaron con su firma las convenciones colectivas que brindaban beneficios extra a los trabajadores.
Ahora no se justifica tampoco que se mire solo hacia Japdeva para un posible desarrollo de la provincia. La situación con la institución pareciera entrar en una de las ya conocidas pesadillas en este país en las que las partes no se ponen de acuerdo y el problema se vuelve interminable.
Más allá de cómo evolucione el conflicto portuario actual, Limón necesita desarrollarse y debe diseñarse con urgencia un plan que conduzca realmente a eso, al margen de Japdeva.
Del mismo modo que se desarrolla el resto del país, debiera hacerlo la provincia del Caribe, pero en cambio casi el 20% de su población vive en estado de pobreza y esa situación crece. Al menos el 59% de los limonenses no forma parte de la fuerza laboral de la provincia, y el único dato alentador es el que se informa en nota del martes de LA REPUBLICA, que durante los últimos 21 años se logró incrementar el nivel de escolaridad entre sus habitantes, lo cual significa que a pesar de todo su gente busca el estudio como tabla de salvación.
Ver comentarios