Limón crece en cruceristas, mientras Puntarenas decae
Enviar
En el primer semestre del año puertos caribeños recibieron unos 60 mil pasajeros más que los del Pacífico
Limón crece en cruceristas, mientras Puntarenas decae
Cantidad de buques que atracan en el país creció un 4,5%

Los puertos del Caribe les están ganando la partida a los de la costa del Pacífico, pues durante el primer semestre lograron mejorar en la llegada de cruceristas, mientras que Puntarenas decreció.
Por el Atlántico arribaron 132.699 visitantes, lo que representó un aumento del 7% con relación al mismo periodo del año pasado.

Mientras tanto, por el Pacífico lo hicieron 72.477 personas, lo que significa una baja del 7,6%.
En total Costa Rica mostró repunte en la llegada de cruceristas con respecto al año pasado, pues se produjo un crecimiento del 1,1%.
“Esto es atribuido a que hay más rutas de navieras esparcidas por el Caribe que hacia la costa del Pacífico de Centroamérica”, explicó Francisco Jiménez, presidente ejecutivo de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva).
Parte del aumento es producto de la gripe A H1N1, pues un barco que tenía como destino la ciudad de Acapulco en México, suspendió esta escala y la compensó en Costa Rica como medida para tratar de evitar contagios por la pandemia.
En Puntarenas se produjo la baja en la cantidad de visitantes pese a que recibió más barcos que el año anterior.
“Hemos estado en constante comunicación con las navieras para ofrecerles un servicio mejorado y exclusivo como el que buscan, además estamos arreglando las instalaciones del muelle”, señaló Sandra Hernández, directora portuaria del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop).
En el caso de los puertos de Limón y Moín recibieron siete embarcaciones menos, pero las que arribaron fueron más grandes y llevaban más tripulantes.
Se tiene previsto que al finalizar el año los números sean todavía más alentadores.
Asimismo, en el Atlántico tienen casi todos los trámites para comenzar los dragados de los muelles a principios del próximo mes, con lo cual esperan recibir cruceros más grandes y con mayor cantidad de pasajeros.
Las mejoras en los puertos caribeños ayudarían a inyectarle capital a la provincia de Limón y beneficiar a la industria turística que se ha visto golpeada fuertemente en los últimos meses.
De igual forma ayudarían a reducir el tiempo de espera para atracar.
“Estamos perdiendo mucho dinero pagando las horas de espera para que los cruceros arriben”, añadió Jiménez.

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios