Enviar
Liga carece de liderazgo

Ex presidentes manudos ponen el dedo en la llaga

Luis Rojas
[email protected]

Un equipo sin liderazgo, con serios problemas económicos y con algunos jugadores que no están identificados con el equipo, cual mercenario que cobra y se va, así ven varios ex presidentes del Alajuelense la actual situación de este equipo, que el domingo pasado tuvo su cuarto fracaso consecutivo en su afán de conquistar el campeonato y llego a 19 juegos sin poder ganarle a su archirrival, Saprissa.
La cara de los manudos en el Morera Soto lo dijo todo; en el campo, en las gradas, en las calles la situación se torna insostenible, porque los liguistas no son perdedores.

Roberto Chacón Murillo, Longino Soto y Mario Chacón dieron su opinión a LA REPUBLICA sobre lo que consideran está sucediendo.
Para Mario, la Liga carece de liderazgo; falta capacidad para armar un equipo competitivo y hasta hay argollas internas que complican más la situación.
Chacón considera que se debe convocar a una asamblea e invitar a ex presidentes de la Liga para generar opiniones que saquen al club de la crisis que afronta.
“La idea no es afectar ni criticar sino sugerir; hacer un planteamiento sano para el equipo, pero algunos dirigentes, por celos presidenciales, no toman en cuenta las opiniones que llegan de afuera y que lo único que pretenden es enderezar la nave”.
Roberto Chacón, quien lideró a la Liga en una época en que el equipo mantuvo un invicto de 49 fechas, expresó que este equipo tiene que reaccionar, para que no le suceda lo del Saprissa, al que algunos dirigentes lo llevaron al “holocausto”, lo que obligó a su venta.
El dirigente detalló como un error que en la Liga estuviesen jugando ayer cinco o seis jugadores que se sabía que se iban. “Necesitamos identidad, arraigo, y eso lo sacamos de nuestras ligas menores; con todo respeto para el Saprissa, que tiene un bonito equipo y mereció el campeonato, creo que el partido del domingo más que ganarlo ellos, lo perdimos nosotros”.
Chacón Murillo puso el dedo sobre otro tema polémico en el club, la direc
ción técnica. “A Arnáez hay que mandarlo a capacitarse. En mayo del año pasado junto con tres directivos entramos en contacto con la Embajada de la República Checa, para ver si podíamos traer a un entrenador checo, clase A, cuyo nombre es Pavel Hapel y había entrenado en España; valía más o menos lo que cobró Carlos Restrepo, pero no nos hicieron caso”.
Consultado sobre la integración del nuevo equipo rojinegro dijo que “hay que insistir en los procesos con gente joven y si se compra algo, que sea bueno, y esa labor de reingeniería en el equipo no permite pensar en jugadores que ya cumplieron su ciclo, como podría ser un Wilmer López o un Kurt Bernard, nombres que suenan ahora en la Liga; el problema con ellos es que le cerrarían opciones de surgir a la gente joven”.
Por último, Longino Soto dijo que lo sucedido el domingo fue la crónica de una muerte anunciada, ya que la Liga viene mal y desde hace mucho tiempo.
“No hay plata, el estadio está hipotecado, el equipo no anda bien, la j
unta directiva no tiene liderazgo y sufre de la epidemia que se ha desatado en el fútbol nacional de jugadores que se hacen entrenadores, de la noche a la mañana”.
Soto también sugiere un técnico extranjero e ir a las ligas menores para renovar al equipo. “Es que ahí están los futbolistas que quieren al equipo, que les tienen cariño a los colores rojo y negro, que viven y lloran los triunfos y las derrotas”.
Soto consideró que la actual junta directiva “debe irse para la casa” y debe llegar una que con entusiasmo, buenas ideas y prudencia económica saque al club adelante, porque de seguir por este camino la Liga corre el riego de desaparecer. No obstante, consultado si él volvería a la silla presidencial del Alajuelense respondió enfáticamente que “jamás” y agregó que “en su momento yo ofrecí mi ayuda, traer un entrenador, hacer un estadio nuevo, renovación de las ligas menores, pero ellos (los asambleístas) escogieron y ahora quienes así lo hicieron, que arreglen el equipo”.




Síntomas de un cáncer

Jugadores: En la Liga hay jugadores que no están identificados con el club. La Liga requiere sacar su gente de sus ligas menores y contratar futbolistas que marquen diferencia.

Directiva: Al presidente le falta liderazgo y ha perdido credibilidad y confianza. Se cuestiona la disciplina interna del equipo y el qué ha hecho la directiva rojinegra al respecto.

Entrenador: Le falta experiencia y capacitación. Hace falta un técnico clase A, con ideas nuevas y que imponga disciplina.

Económico: Un estadio hipotecado y un presupuesto limitado obligan al equipo a tomar medidas financieramente sanas para evitar una crisis monetaria en el club.
Ver comentarios