Licitación petrolera en México atrae grandes compañías
Compañías como Exxon Mobil Corp. son algunas de las que consiguieron un bloque de explotación petrolera. Bloomberg/La República
Enviar

La primera licitación competitiva de México de petróleo en aguas profundas sobrepasó las expectativas en tanto se adjudicaron ocho de diez bloques a algunas de las compañías petroleras más importantes del mundo.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos asignó los cuatro bloques de la rica zona petrolera de Perdido, donde se dice que la geología refleja el lado estadounidense del Golfo de México, a compañías como Total SA, CNOOC Ltd, Chevron Corp. y Exxon Mobil Corp.

En la Cuenca Salina, al sur, una zona menos explorada y por ende considerada más riesgosa, se otorgaron cuatro de seis bloques.

En forma independiente, BHP Billiton obtuvo el derecho a desarrollar el campo Trión en el Golfo junto con Pemex.

La licitación de aguas profundas marca el comienzo de una nueva era para México, que en 2013 puso fin a los 75 años de monopolio de Petróleos Mexicanos sobre el sector de la energía al abrir las puertas a competidores extranjeros.

México cuenta con el flujo entrante de inversión extranjera para poder revertir 12 años de caídas en la producción petrolera.

El gobierno tenía expectativas modestas respecto de la venta, en tanto el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, dijo en una entrevista radial la semana pasada que el país se conformaría con vender cuatro de los diez bloques.

“La participación proveniente de todo el mundo prueba que las grandes empresas mundiales están interesadas en entrar en México”, dijo en una entrevista telefónica desde Ciudad de México Jeremy Martin, director del programa de energía del Instituto de las Américas en San Diego. “México, y particularmente Pemex, tiene que estar dando un enorme suspiro de alivio”.


El promedio de regalías adicionales prometidas al Estado, con mínimos establecidos en un 3,1% en los bloques de Perdido y 1,9% en la Cuenca Salina, alcanzó dos dígitos en la mayoría de los casos. Se estima que desarrollar cada uno de los bloques de la licitación de aguas profundas costará $4 mil millones, según la secretaría de Energía.

“Este logro es resultado del nuevo modelo energético mexicano, en el que México podrá utilizar sus recursos de manera más eficiente y competitiva”, escribió en un comunicado enviado por correo electrónico la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos, conocida como AMEXHI.

“Las inversiones estimadas en esta cuarta licitación de la Ronda Uno resultan muy importantes, no solo por los montos comprometidos, sino porque amplían y maximizan el horizonte de inversión, lo que necesariamente incidirá en el crecimiento económico del país y en el desarrollo de los recursos petroleros para los mexicanos”.

Total obtuvo tres bloques en la subasta, incluidos dos en la Cuenca Salina como parte de un grupo integrado con Statoil ASA de Noruega y BP Plc, así como también uno en el área Perdido con Exxon. CNOOC Ltd recibió dos bloques en el área Perdido, superando a Pemex para el primer bloque. Chevron Corp., en un consorcio con Pemex e Inpex Corp. de Japón, también obtuvo un bloque en la cuenca de Perdido.

Sierra Oil & Gas, que cuenta con el respaldo de las sociedades de inversión Riverstone Holdings y BlackRock Inc., prometió las tasas de regalías adicionales más altas en la subasta quedándose con dos bloques en grupos de licitaciones que incluyeron a Petroliam Nasional Bhd. en ambos y Murphy Oil Corp. y Ophir Energy Plc en uno.

“Esto realmente prueba que pese a los problemas, las empresas, incluidas algunas de las más grandes del mundo, están dispuestas a asociarse con Pemex”, agregó Martin. “Deberían estar celebrando”.

Ver comentarios