Mario Brenes

Mario Brenes

Enviar

Libre mercado eléctrico = mayor competitividad

El alto costo de la energía reduce la competitividad de la industria y el poder adquisitivo de los hogares costarricenses. Cuesta dos y tres veces más que en Estados Unidos y otros países. Enrique Egloff, presidente de la Cámara de Industrias afirma que los costos de los proyectos como Reventazón, Pirrís, Toro III, Balsa Inferior y el parque eólico de Santa Ana [CNFL], duplicaron las tarifas.

Las obras son impresionantes, pero muy caras. El ICE incluyó el PH Reventazón, en la tarifa solicitada para 2017 de casi el 26% (¢62,8 KWh). ARESEP aprobó solo el 13%, quedando en ¢54,84 KWh. El costo de la generación privada es de ¢46,48 KWh, pagando tasas municipales y el 30% y el 15% del impuesto de renta y de dividendos, respectivamente. (Fuente: José Corrales).

El Programa de Gobierno de Otto Guevara propone bajar el precio de la luz, eliminando el 30% establecido al sector privado, como tope máximo de venta, del total de megavatios, de la capacidad instalada del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), entre proyectos privados y BOT (Build, Operate and Transfer). Mario Alvarado, director de la Asociación Costarricense de Productores de Energía (Acope), define el “tope” como “un acto discriminatorio que limita al sector privado. No existe justificación técnica; los topes son una decisión política”. La empresa privada puede generar más energía limpia utilizando fuentes como la solar, la eólica, la biomasa y la geotérmica. Incluso, la tecnología nos lleva al autoconsumo industrial y doméstico. Debemos ir adaptando el sistema a esa realidad.

En octubre de 2015, el actual ministro de Ambiente y Energía, Édgar Gutiérrez, cuestionó en el 2014, en un medio nacional, la razón por la cual deba fijarse un porcentaje de participación a la empresa privada.... “Cuando sus precios son más bajos, ¿por qué no comprarles? (...). Enhorabuena que vengan estos proyectos”, opinó el Ministro. Los libertarios nos preguntamos entonces, ¿por qué postergar una decisión política tan estratégica para elevar la competitividad del sector productivo del país y el presupuesto de los hogares costarricenses? Salvo la absurda defensa del dogma, de que solo el Estado debe proveer la energía que necesitamos, sin importar el costo, no hay otra razón para obligar a la iniciativa privada a vender solo el 30% de la energía del SEN. El país puede satisfacer la demanda nacional con solvencia, energía limpia más barata y con mayor calidad. Además, darse el lujo de exportar el excedente a la región centroamericana. No proponemos (como insisten algunos testarudos) privatizar ni desaparecer el ICE, sino convertirlo en una empresa eficiente y competitiva, como lo hizo el INS y el mismo ICE, en el área de telecomunicaciones.

Si bajamos el costo de la energía podemos incentivar la inversión extranjera, la instalación de más empresas e industrias, el crecimiento de la oferta de empleo y los ingresos de las familias.

Mario Brenes R, vocero de campaña de Otto Guevara Guth, Movimiento Libertario.

 

Ver comentarios