Libertarios luchan para sobrevivir
Enviar

RESUMEN EJECUTIVO
Los líderes libertarios todavía confían en los ideales de libre mercado y lucha contra los monopolios y los impuestos.
Sin embargo, la condena de la semana pasada a tres integrantes del Movimiento tiene el potencial de minar la confianza del público ante las elecciones municipales de febrero, así como las de 2018.
Este acontecimiento además se añade a varias deudas y divisiones internas que han afectado el partido, cuya importancia ha venido decreciendo desde 2010.
 

En lo que a la parte positiva se refiere, el Movimiento Libertario todavía llenaría un espacio político importante, en temas como el tamaño y costo del Estado, la apertura de los monopolios estatales, en las áreas como la importación del petróleo y la generación eléctrica.
“El Movimiento Libertario seguirá siendo la opción liberal de Costa Rica por mucho tiempo más”, dijo Otto Guevara, líder de su fracción legislativa.
Sin embargo, la condena de la semana pasada a tres integrantes del Movimiento, tiene el potencial de minar la confianza del público ante las elecciones municipales de febrero, así como las de 2018.
Se trata de la pena carcelaria de entre tres y ocho años de prisión, y el pago solidario de ¢300 millones, para Ronaldo Alfaro, vicepresidente del partido; Carlos Solano, exsecretario de capacitaciones, y Róger Segura, excontador, por la estafa al Tribunal Supremo de Elecciones de unos ¢200 millones de la deuda política de 2010.
Este golpe viene un mes después de que la diputada Carmen Quesada anunció su salida del partido, acusando a Guevara de “machista”.
El Movimiento además enfrenta las deudas de campaña, las cuales ascenderían a más de ¢600 millones, mientras sufre la pérdida de su caudal electoral, ya que el número de diputados se redujo de nueve legisladores a cuatro.
El partido en este momento cuenta con el apoyo de tan solo un 2% de la población, de acuerdo con la última encuesta de CID Gallup, celebrada el mes pasado.
El ambiente que enfrentan los libertarios es distinto al que experimentaron en sus primeros 15 años de existencia, durante los cuales sufrieron una división interna, tras la aceptación en 2005 de la deuda política.
No obstante, lograron elegir nueve diputados en las elecciones de 2010.

201511041408020.recuadros-530px nuevo.jpg



Ver comentarios