Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



NACIONALES


Liberación se fuga del plenario

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 18 noviembre, 2011



Para evitar recorte presupuestario de hasta ¢60 mil millones
Liberación se fuga del plenario

Congreso podría no sesionar hasta diciembre; plan de gastos para 2012 se aprobaría de oficio

En mayo anterior, la oposición en la Asamblea Legislativa protagonizó la conocida “Fuga del Cafetín”, para evitar que Liberación Nacional (PLN) ganara el control del Congreso; ayer, los verdiblancos pagaron con la misma moneda a los opositores, al protagonizar una nueva escabullida, que podría pasar a la historia de este “Parlamento”, como “La Fuga del Presupuesto”.
La posibilidad latente de que los congresistas de la oposición tuvieran los votos suficientes para abrir el plenario a comisión y aprobar un recorte presupuestario para el Gobierno central de hasta ¢60 mil millones motivó a los verdiblancos a violentar el reglamento legislativo y romper el quórum.
Cuando el PLN se dio cuenta de la moción del recorte presupuestario, varios legisladores como Víctor Hugo Víquez, Francisco Chacón y Viviana Martín, corrieron a las puertas y con el cuerpo obstruyeron su cierre, impidiendo de esta forma la votación de la moción, mientras que sus compañeros salían en desbandada.
Al otro lado del Plenario, en la mesa del directorio, Juan Carlos Mendoza, presidente del Congreso, con voz trémula, quizá por el enojo, ordenó el cierre inmediato de las puertas en cinco ocasiones, sin conseguirlo.
Varios minutos después “La Fuga del Presupuesto” se había consumado, en medio de un nuevo papelón legislativo, con zafarrancho incluido.
Cuando los ánimos bajaron, cada una de las partes involucradas se refirió a la convulsa sesión parlamentaria.
Por un lado, los liberacionistas acusan a la oposición de violentar el reglamento, al tratar de conocer una moción para hacer los recortes sin el sustento legal respectivo, razón por la cual amenazan con no sesionar hasta que el presupuesto se apruebe de oficio cuando termine el mes.
Sin la participación del oficialismo en las sesiones plenarias, el Congreso no puede sesionar, ya que los 31 diputados opositores son insuficientes para alcanzar los 38 que estipula el reglamento para establecer el quórum.
“Cuando se está discutiendo un dictamen negativo, es ilegal abrir el Plenario a comisión para introducir un cambio al proyecto de ley. Lo que procede es hacerlo cuando se discute el dictamen positivo del presupuesto, pero como parece que no va a haber tiempo de conocerlo, ahora tratan de saltarse el reglamento”, expresó Francisco Chacón, diputado del PLN.
De acuerdo con la Constitución Política, el plan de gastos del Gobierno para 2012 debe aprobarse en primer debate antes del 27 de noviembre y dos días después debe quedar en firme. Si los legisladores no lo aprueban, se avala de oficio tal como salió dictaminado afirmativamente en la Comisión de Hacendarios, es decir, la propuesta gubernamental.
Durante el mes de octubre, el oficialista PLN y la Alianza por Costa Rica, un conglomerado de cinco partidos que controla el directorio legislativo, sostuvieron un fuerte pulso para recortar el plan de gastos gubernamental; sin embargo, el Ejecutivo logró sacar el proyecto de ley de la Comisión de Hacendarios sin ningún cambio.
Ayer los opositores contrarrestaron con una moción sorpresiva.
“Realmente estoy muy sorprendido con la actitud del PLN, ya que uno no esperaría una desbandada del Plenario de esta forma, para evitar que una mayoría se imponga. Fue una actitud poco seria, poco pensada, poco serena, esperamos que el oficialismo cambie para el lunes”, indicó Luis Fishman, diputado de la Unidad Social Cristiana.
El recorte al presupuesto nacional pretende eliminar los gastos superfluos que incluyó el Poder Ejecutivo, tal y como añadió Fishman, quien aseguró que en el momento en que se vuelva a generar el quórum, la oposición presentará nuevamente la moción para abrir el plenario a comisión.

Esteban Arrieta
[email protected]