Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NACIONALES


Ley busca capitalizar al Central de nuevo

Wilmer Murillo [email protected] | Lunes 12 noviembre, 2007



Deuda del banco equivale a recaudación fiscal a setiembre
Ley busca capitalizar al Central de nuevo

• De lograrse acuerdo se podría cubrir hasta ¢314 mil millones de las pérdidas

• Propuesta incluiría prohibición a banca para operar off-shore

Wilmer Murillo
[email protected]  

Una nueva ley para capitalizar parcialmente al Banco Central está siendo elaborada coordinadamente entre el Ministerio de Hacienda y el banco.
Aunque Hacienda capitalizó con ¢85 mil millones este año al ente emisor, lo hizo con una autorización legislativa aprobada hace dos años. Para continuar el proceso en que Hacienda establece partidas en el presupuesto nacional con ese fin, se requiere una nueva autorización de los diputados.
El convenio en vigor es continuación de uno que se había acordado entre Hacienda y el Banco Central en setiembre de 2004, el cual se respalda en el artículo 175 bis de la Ley Orgánica del Banco Central.
En aquel momento, Hacienda se comprometió a hacer una capitalización de ¢180 mil millones, pero solo pagó ¢95 mil millones. El nuevo adendo firmado este año permitió seguir la capitalización para cubrir el faltante.
Hacienda informó que para hacer el resto de las amortizaciones se requiere una nueva autorización legal.
El Central no requiere que Hacienda le cubra todas las pérdidas por lo que el proyecto buscaría que se cancelen los intereses de la deuda, a fin de que dejen de gravitar sobre la tasa de inflación.
Documentos a los que tuvo acceso LA REPUBLICA señalan que el monto total de la capitalización alcanzaría los ¢312 mil millones para los próximos tres años, aunque el mecanismo financiero y legal para realizarlo aún está en elaboración.
Ese monto representa un 23% de las pérdidas acumuladas que arrastra el Central desde principios de la década de los 80, cerca de $2.700 millones. La deuda es similar a la recaudación de impuestos del Ministerio de Hacienda hasta el pasado mes de setiembre.
Entre tanto, las pérdidas del Banco Central acumuladas a octubre de este año son ¢66.500 millones equivalentes a un 0,59% del Producto Interno Bruto.
Se dice que las pérdidas del Central son uno de los grandes causantes de la inflación, pues lo obliga a emitir dinero para pagar su déficit y le resta poder para controlar la cantidad de dinero que circula en la economía.
Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central, dijo al respecto que “hemos entrado en una etapa interesante desde el punto de vista de las pérdidas del banco”.
El déficit del Central se originó entre 1980 y 1981, cuando la entidad asumió las pérdidas en que incurrieron los bancos estatales luego de la fuerte devaluación del colón. También incluye parte de las pérdidas por el cierre de algunas instituciones públicas en las siguientes décadas que se habían creado a través de la Corporación Costarricense de Desarrollo (Codesa). Se genera también por los gastos en que incurre el banco para pagar los bonos de estabilización monetaria.
Esta no es la primera vez que un gobierno trata de reducir el impacto de las pérdidas del Banco Central en la economía.
Aparte de generarle ingresos al Banco Central la propuesta legislativa incluiría una reforma legal para prohibir la actividad off-shore de la banca costarricense.
“Nos interesa que la actividad financiera este domiciliada, para efectos de las regulaciones monetarias en Costa Rica”, agregó el presidente del Banco Central.
Si los costarricenses quieren depositar en el exterior, pueden hacerlo pero con las regulaciones que hay en el exterior. Igual vale para los endeudamientos de modo que paguen aquí los impuestos y los paguen en los bancos del exterior, señaló Gutiérrez.