Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Ley de Fortalecimiento de la Policía Municipal, una esperanza para nuestro país

Siany Villalobos [email protected] | Martes 05 junio, 2018


Ley de Fortalecimiento de la Policía Municipal, una esperanza para nuestro país

La inseguridad que vive Costa Rica es motivo de preocupación para la ciudadanía, todos los días observamos y leemos en los diferentes medios de comunicación las noticias sobre más homicidios, feminicidios y asaltos, entre otros.

Se dice que la inseguridad ciudadana en Latinoamérica registra un 21,5% de homicidios, versus un 7% en el promedio mundial por cada 100 mil habitantes, lastimosamente Costa Rica no escapa de tan dramáticos porcentajes, mostrando que un 70% de los asesinatos cometidos en el país se realizan con armas de fuego.

Con relación al tema, el 28 de mayo de 2018, en La Gaceta N°93, se publica la Ley N°9542, Ley de Fortalecimiento de la Policía Municipal, misma que viene a coadyuvar con los diferentes cuerpos policiales cuando así lo soliciten.

Todos los cantones de nuestro país tendrán la opción de contar con un cuerpo policial, que puede incidir de forma positiva y directa en la situación de seguridad local y en suma a la seguridad nacional.

La Ley faculta a la Policía Municipal para que funcione como auxiliar de la Fuerza Pública en acciones de vigilancia y seguridad en el cantón. Algunas de sus atribuciones son: vigilar y controlar los servicios y bienes comunales, así como velar por el cumplimiento de las responsabilidades y obligaciones de quienes ejercen el comercio.

La Policía Municipal estará obligada a seguir las medidas de seguridad en sus armerías, conforme a los lineamientos de la Dirección General de Armamento del Ministerio de Seguridad Pública.

Se establece la obligación a los policías municipales de aprobar la capacitación en la Academia Nacional de Policía para el uso de armas de fuego y tener el respectivo permiso para utilizarlas.

Dicha ley realizó varias modificaciones al Código Municipal, por ejemplo: agrega un párrafo al Artículo 74, para que las municipalidades puedan ejercer la modalidad de vigilancia electrónica dentro de su territorio, que permitan lograr entre los cuerpos policiales mayor coordinación en la prevención, investigación y combate de la criminalidad.

Para que los gobiernos locales puedan sostener económicamente la Policía Municipal, la ley les autoriza a cobrar tasas por servicios y mantenimiento de parques, zonas verdes y sus respectivos servicios y el cálculo anual deberá considerar el costo efectivo invertido, más el costo de la seguridad que desarrolle en el área que permite el disfrute efectivo.

También se modifica el Artículo 7 de la Ley N°3580, Ley de Instalación de Estacionómetros (parquímetros), para que una parte de lo recaudado por las multas a los infractores de esa ley, sea invertido en la instalación de sistemas de videovigilancia y en el desarrollo de la Policía Municipal.

Igualmente se modificó el Artículo 234 de la Ley de Tránsito por Vías Públicas Terrestres y Seguridad Vial, para que pase de un 40% a un 70% del monto sobre las multas que hubiesen sido confeccionadas por los inspectores municipales de tránsito. Dicho porcentaje será transferido a la municipalidad donde se confeccionó la boleta, destinándose los montos recaudados a inversión de capital en el fortalecimiento de la seguridad vial y el financiamiento del programa de los inspectores de tránsito municipales.

La nueva Ley de Fortalecimiento de la Policía Municipal se convierte en una esperanza para nuestro país, que atraviesa una situación crítica y un aumento en homicidios, ejemplo de ello la provincia de Cartago, donde los crímenes se han incrementado en un 158% en 2018 con respecto al año anterior, mucho de esto debido al crimen organizado y el narcotráfico.

Las calles de nuestros cantones se han convertido en ventas abiertas de marihuana, cocaína y crack, causando problemas serios de ajustes de cuentas con resultados visibles en el aumento de homicidios.

La Fuerza Pública intenta controlar algunas zonas, pero, como es de esperar, se trasladan de lugar, razón por la cual es importante que todos los cantones de Costa Rica cuenten con una fuerza policial municipal, que pueda colaborar en el control de la totalidad del territorio nacional e impactar de forma positiva y bajar el crecimiento de homicidios que ha crecido de forma importante en comparación con el año 2017.