Enviar
Lejos del ojo de la tormenta

Para Lehman Brothers, Costa Rica no experimentará un declive notorio en las inversiones turísticas provenientes de Estados Unidos

Agustina Cobas
[email protected]

Al menos por ahora, Costa Rica puede dormir tranquila, pues la crisis inmobiliaria que se vive en Estados Unidos no afectaría significativamente los flujos de inversión provenientes de ese país.
Así lo consideran representantes de la conocida firma de banca de inversión Lehman Brothers, entidad que comenzará a ofrecer financiamiento a ciudadanos estadounidenses para la compra de residencias en Costa Rica.
INVERSIONISTA conversó con James Harrington, a cargo del área Resort Lending, a través de la cual financian la compra de propiedades para vacaciones en las costas del Pacífico y otras áreas de Costa Rica, México y otros países de la región.


¿Están considerando solo financiar a ciudadanos estadounidenses o también otorgar préstamos a costarricenses?
El enfoque inicial de nuestro departamento de Resort Lending es prestar directamente a ciudadanos estadounidenses para la compra de residencias de vacaciones en Costa Rica y en otros países de Centroamérica y el Caribe. Programas de financiamiento adicionales también serán ofrecidos a residentes de Canadá, Reino Unido y la Unión Europea.
El área de negocios de mercados emergentes de Lehman Brothers evalúa inversiones estratégicas en mercados emergentes alrededor del mundo, incluyendo América Latina, dentro de lo que estaría incluido otorgar financiamiento en Costa Rica. Las licencias actuales que poseemos no nos autorizan a otorgar financiamiento a costarricenses. Lehman está limitado a financiar no residentes en Costa Rica.

¿Están considerando otros países de la región, como por ejemplo, Panamá?
Actualmente estamos ofreciendo financiamiento en México y en Costa Rica, con un plan adicional de expansión en la Cuenca del Caribe. Panamá es un mercado interesante con un fuerte potencial de crecimiento, pero tiene significativa competencia de grandes instituciones financieras.


Qué impacto tendrá la crisis financiera e inmobiliaria de Estados Unidos en Costa Rica?
El impacto inicial está siendo sentido en los puntos de precios bajos y por los compradores que estaban especulando con el valor de los bienes raíces.
Los compradores estadounidenses no tienen el mismo acceso a inversiones inmobiliarias que tenían recientemente, y a pesar de la reducción en la tasa de interés de los fondos federales, el costo del crédito hipotecario es relativamente alto ahora comparado con los costos de financiamiento experimentados durante el ciclo de bienes raíces de 2002 a 2006.
Nuestra perspectiva general es que la economía de Costa Rica no experimentará un declive notorio en las inversiones turísticas provenientes de Estados Unidos. Dicho eso, un número significativo de compradores potenciales se verán impactados financieramente por la situación en el mercado de Estados Unidos y puede que tengan que posponer sus potenciales compras.

¿Cuáles son sus perspectivas para el mercado de bienes raíces en Costa Rica?
Los factores demográficos de Estados Unidos indican que el mercado de residencias de vacaciones debería continuar creciendo en forma vigorosa, pero la naturaleza especulativa de los últimos años debería disminuir basado en los eventos recientes.
Existen algunos desafíos de corto plazo, pero la perspectiva para el largo plazo es todavía favorable.

¿La falta de infraestructura en las áreas costeras del país puede ser un factor a considerar por sus clientes?
Basado en la falta de infraestructura en varias de las áreas costeras, nuestro plan es realizar las debidas diligencias en cada uno de los desarrollos y la región antes de ofrecer el financiamiento. Nuestro programa inicial brindará financiamiento a proyectos aprobados en áreas donde la infraestructura esté establecida hasta un nivel base. Lo que hemos visto en nuestras diligencias más recientes es que se está progresando en forma significativa para hacer frente a los problemas de infraestructura, con cooperación de los desarrolladores y de los gobiernos locales.

Ver comentarios