Enviar
Presidenta cayó tres puestos en la lista de mujeres más importantes del mundo
Laura menos poderosa, dice Forbes
Mandataria es la única centroamericana en el ranking y una de las cuatro latinas

Si bien la presidenta Laura Chinchilla por segundo año consecutivo fue incluida en la lista de las 100 mujeres más poderosas del mundo de la revista Forbes, cayó tres puestos en relación al año pasado.
La mandataria pasó del lugar 83 al 86, siendo una de las cuatro latinas que aparecen en el ranking y la única centroamericana.
El descenso responde en gran medida al conflicto que el país afronta con Nicaragua, tras denunciar al vecino del Norte ante la Corte Internacional de Justicia por dañar el medio ambiente costarricense y violar la soberanía nacional.
La revista también valoró la caída en la popularidad de Chinchilla durante los últimos meses, las dificultades para aprobar una reforma tributaria para paliar el déficit fiscal de $997 millones y la demanda ciudadana de disminuir la inseguridad y el crimen organizado.
Asimismo, tomó en cuenta el hecho de que es la primera mujer en gobernar Costa Rica, la moratoria de tres años para la explotación petrolera que recientemente firmó y la relación de la Iglesia católica con el Estado.
En relación con las otras mujeres latinas que aparecen en la lista, Chinchilla es superada por las tres.
Dilma Rousseff, su homóloga de Brasil, ocupa la casilla tres, solo superada por Angela Merkel, canciller de Alemania, en el primer lugar y Hillary Clinton, secretaria de Estado de Estados Unidos, en el segundo.
El poderío de la brasileña radica en que es la primera mujer electa popularmente que gobierna la economía latina más grande de la actualidad.
La mandataria de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, subió del lugar 68 al 17, impulsada por el despegue económico de su país y el apoyo que goza de casi el 50% de sus compatriotas, popularidad que lo más probable le serviría para alcanzar la reelección consecutiva este año.
La otra latina que supera a Chinchilla, es la modelo brasileña Gisele Bündchen, quien subió 12 escalones y ahora ostenta el puesto 60.
Forbes destaca tanto el activismo social de la modelo, quien fue designada en 2009 embajadora de Buena Voluntad de la ONU por su interés en las causas medioambientales, como los jugosos ingresos que se embolsa por ser la imagen de marcas como la firma brasileña de calzado Grendene, así como H&M, Pantene o Max Factor.
La lista, dividió a las 100 mujeres más poderosas del mundo por categorías como política, negocios, medios y estilo de vida, rango en el que incluyeron a las que se dedican al entretenimiento, los deportes y la moda.
Junto a Merkel, Clinton y Rousseff, otras de las personalidades que más sobresalen son la cantante Lady Gaga, Oprah Winfrey, conductora de televisión; Michelle Obama, primera dama de Estados Unidos, y la cantante Beyoncé.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios