Las fuerzas de Kiev avanzan hacia el centro de Lugansk
En el paso fronterizo ruso Donetsk, sigue varada desde hace días parte de la ayuda humanitaria rusa destinada a la población civil de Lugansk. AFP/La República
Enviar

Las fuerzas de Kiev avanzan hacia el centro de Lugansk

Lugansk, uno de los bastiones más importantes de los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, está mas cerca de ser recuperada por las fuerzas de Kiev después de que los combates llegaran ayer al centro de esa ciudad tras varias semanas de sitio y hostigamiento.
"Hemos liberado un barrio de Lugansk y ya hay combates en el centro de la ciudad", anunció durante su habitual comparecencia ante los medios Andréi Lisenko, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania (CSND).
Los sublevados, que ayer reconocían que la guerra urbana, "calle por calle", ya ha llegado a esa ciudad, en la que todavía permanecen 250 mil de sus 430 mil habitantes, negaron enfrentamientos cuerpo a cuerpo en el centro de Lugansk.
Las autoridades municipales de Lugansk, confirmaron que el centro de la ciudad fue cañoneado en la madrugada del martes, por lo que varios edificios de viviendas y también el mercado central quedaron parcial o totalmente destruidos.
Según Kiev, al menos otros 17 habitantes de Lugansk, entre ellos mujeres y niños, murieron el lunes presuntamente a manos de los rebeldes cuando intentaban abandonar la ciudad en una columna de camiones militares debidamente señalados con banderas blancas y otros distintivos que indicaban que transportaban a civiles.
Los camiones con los refugiados fueron atacados, según el portavoz del CSND, con lanzamisiles de bocas múltiples Grad, un potente arma capaz de arrasar una superficie de hasta 15 hectáreas en una sola andanada completa.
La muerte de los refugiados ocurrió a la salida de Lugansk, en una carretera que une la ciudad con el paso fronterizo ucraniano "Izvárino", a unos 50 kilómetros, y que atraviesa territorios controlados prácticamente en su totalidad por los separatistas.
Precisamente al otro lado de "Izvárino", en el paso fronterizo ruso "Donetsk", sigue varada desde hace días parte de la ayuda humanitaria rusa destinada a la población civil de Lugansk y de otras ciudades en la zona del conflicto armado ucraniano.
La Cruz Roja, que ha asumido la jurisdicción de la carga, espera de que el Gobierno de Kiev y los prorrusos le den garantías de seguridad para asumir el transporte, la gestión y reparto de la ayuda humanitaria rusa.
Aunque los sublevados han mostrado su disposición a garantizar la seguridad del convoy, en Kiev les han responsabilizado de no ofrecer esas garantías.
A pesar de una larguísima negociación y los acuerdos alcanzados entre todas las partes implicadas, todavía no hay fecha para la entrada en Ucrania del convoy ruso, formado por 262 camiones con 1.900 toneladas de alimentos, medicinas, sacos de dormir y generadores eléctricos.
Los camiones, que cruzarán a Ucrania por "Izvárino", en manos de los separatistas, deberán pasar por territorios controlados por los prorrusos prácticamente hasta su entrada en Lugansk, por lo que Kiev insiste en que no puede garantizar la seguridad del convoy cuando atraviese esas zonas.

Kiev /EFE



Ver comentarios