Las 6 competencias de oro para destacar en el trabajo
Enviar

En un mundo cada vez más competitivo, el tener una preparación académica o conocimientos técnicos en un área es solo una de las cualidades necesarias para cumplir con un trabajo específico. Si lo que usted quiere es diferenciarse, destacar y subir peldaños en una organización o emprendimiento, busque la forma en cumplir con las siguientes competencias o habilidades blandas:

1. Muestre siempre una actitud positiva:  Los empleadores van a preferir a las personas que se muestran optimistas ante los desafíos, obstáculos y que no se dan por vencidos a los problemas o limitaciones para alcanzar las metas. Las personas negativas no aportan valor, generalmente buscan la forma de intoxicar con sus comentarios a todo un equipo de trabajo e incluso boicotear proyectos. La motivación de la gente no viene del exterior, sino que está en lo más profundo de cada persona, debe brotar de adentro hacia afuera. Ningún plan de compensación oneroso o programas de motivación va a lograr que las personas pesimistas cambien su actitud sin que antes exista una convicción de ser positivo.

2. Sea disciplinado y perseverante:  La motivación inicial viene acompañada de una actitud positiva, pero solo la disciplina y perseverancia hacen que finalmente se logren las metas de cualquier trabajo o proyecto, así que en su puesto piense que no se trata de una carrera de 400 metros, sino que en algunos casos se necesita la resistencia para correr una maratón completa con paso firme y constante. Existen momentos en que no se puede bajar el ritmo y hay que prepararse para aguantar huracanes sin desfallecer.

3. Ayude a otros:  El trabajo en equipo es una cualidad cada vez más buscada en las empresas de hoy, la gente debe estar abierta a compartir información con los compañeros y ayudarles a que ellos hagan bien su trabajo porque al final de cuentas, todos queremos alcanzar las mismas metas. Si alguien se queda atrás, el equipo debe ser un apoyo en todo momento. Las actitudes individualistas pierden fuerza y el colectivo es mucho más poderoso.

4. Organice su tiempo: Sáquele el máximo provecho a cada minuto, busque formas productivas para aprovechar y rendir mejor las horas. Si ve que le sobra tiempo, aporte ideas, proyectos o ayude a los demás. El tiempo no debe sobrar, siempre hay algo que hacer y algo qué mejorar. El cumplir con el objetivo y luego sobrepasar las expectativas es la mejor forma de destacarse, la premisa es dar siempre la milla extra.

5. Aprenda y desaprenda siempre: En este mundo tan cambiante es obligatorio mantenerse actualizado de las tendencias desde el punto de vista profesional y tecnológico.  Es probable que lo aprendido en el pasado ya esté obsoleto y es deber personal (no de la empresa) buscar formas para mantenerse actualizado.

6. Adáptese al cambio rápidamente: El cambio es una constante y mantenerse en la zona de confort aunque sea lo más cómodo, es arriesgado porque en cualquier momento el entorno cambia y es necesario adaptarse para no morir.  De hecho, lo ideal sería no estar nunca en zona de confort, sino buscar formas de reinventarse e ir un paso delante de que ocurran los cambios para que la adaptación no sea traumática.

Las personas exitosas no necesariamente son las que tienen mayor coeficiente intelectual, sino aquellas que pueden tener un buen balance entre conocimiento y experiencia en conjunto con una actitud emprendedora para hacer que las cosas sucedan.

Laura Centeno
Country Director
People Working Corp. Costa Rica

[email protected]
http://www.pworking.com


Ver comentarios