Logo La República

Martes, 23 de julio de 2024



FORO DE LECTORES


Las escandalosas y descaradas mentiras de la diputada Sofia Guillen en contra del proyecto de ley de armonización del SEN

Ricardo Trujillo gerencia@fibrotel.cr | Lunes 24 junio, 2024


RT


Ricardo Trujillo Molina MScEE

gerencia@fibrotel.cr

Mentir escandalosa y descaradamente para oponerse a un proyecto de ley ha sido típico y un recurso muy utilizado por los diputados que representan a  los gremios y sindicatos de los entes estatales, diputados a los cuales ya no se les debe identificar o etiquetar como de la izquierda política, sino como diputados defendiendo intereses gremiales dentro de las instituciones del estado.

Lo hicieron en contra de las leyes combo propuestas por la Administración Rodríguez Echeverria, lo volvieron a hacer en contra de la apertura de las telecomunicaciones y seguros, y de nuevo contra el TLC entre Costa Rica y los USA.

Ser electo para diputado o diputada de la Asamblea Legislativa en representación de los sectores de algún interés gremial como es el caso de la diputada Sofia Guillen, no le otorga la potestad o derecho de aprovecharse de ese fuero y representatividad para difundir públicamente mentiras escandalosas y descaradas sobre un tema con el que no están de acuerdo y se oponen por razones de estricta índole económica ya que no pueden argumentar razones técnicas ideológicas o políticas de peso.

Entre las muchas mentiras que la diputada Guillen ha difundido en varios medios se encuentran las siguientes

1) El proyecto de ley pretende privatizar el mercado eléctrico. Eso es una total falsedad por cuanto el mercado eléctrico ha estado por muchas décadas atendido por diversidad de empresas eléctricas estatales como el ICE y la CNFL, municipales como la ESPH y JASEC, cooperativas como Coopeguanacaste y Coopelesca y por el sector privado, tanto en distribución como en generación. El 70% del mercado lo atiende el ICE y el restante 30% empresas no estatales. Pretender satanizar el proyecto de ley como si se tratase de que el futuro del mercado eléctrico sea atendido solo por empresas privadas es una descomunal mentira, ya que la ley no pretende en ningún articulo obligar a los entes estatales a desaparecer o a ser comprados por el sector privado. El ICE seguirá generando energía como siempre lo ha hecho, pero para venderla o colocarla en ese futuro mercado, tendrá que competir en costo y precio con los demás generadores. El hecho que el ICE sea el generador predominante ha elevado las tarifas eléctricas en proporciones inaceptables para la competitividad de nuestra producción y bienestar social, ya que al no contar con suficiente capacidad en verano o en las temporadas secas o afectadas por cambios climáticos, recurre como siempre lo ha hecho a la generación eléctrica del mas alto costo, es decir, a la generación térmica utilizando combustibles caros e importados como son el bunker y el diesel. La futura ley pretende estimular tanto a entes privados como al ICE mismo a la generación del más bajo costo en verano como es la solar y la eólica. Esto es algo que el ICE no ha planificado, ni ha querido, o no ha podido por el marco legal existente y obsoleto hacer por más de una década. Ahora pagamos todos las consecuencias de tener un modelo de mercado monopólico y restringido a los intereses del ICE, no a los intereses del país en general.

2) El país perderá los millones de dólares que se han invertido en el DOCSE (antes CENCE o centro de despacho de la energía eléctrica) a la red nacional). Lo anterior es totalmente falso, ya que en ninguna parte de la ley se dice que el DOCSE pasará al control y manos del sector privado. .El DOCSE continuará siendo propiedad del estado, pero bajo el control del ministerio de energía, no del ICE, pues a la fecha ha despachado la energía de acuerdo a sus intereses y no a los de los abonados. El ejemplo mas fidedigno de esta parcialidad está en el despacho preferencial para su energía del más alto costo marginal de producción, cuando hay generadores privados produciendo a menor costo que las plantas del ICE. El DOCSE será un centro de despacho economico de la energía producida pero al servicio del mercado, de los abonados eléctricos y del país en general, y ya no solo al servicio de los intereses del ICE.

3) Las plantas del ICE producen energía eléctrica a menor costo que los generadores privados. Esta quizás sea la más grande mentira de todas. La Aresep ha fijado una estructura de bandas tarifarias para las nuevas plantas hidroeléctricas que firmen con el ICE al amparo de la ley 7200. El promedio que se estableció para las horas valle en la temporada lluviosa de junio a diciembre es de 3,88 centavos de dólar por kilovatio hora, lo cual es equivalente a 21 colones. Sin embargo, el ICE vende a las empresas distribuidoras esa misma energía que le compra a los generadores privados a 39 colones por kilovatio hora, lo cual le permite hacer una ganancia del 86%. Es falso que el ICE pierda dinero al comprarle a los generadores privados, y por falta de costos por planta de generación del ICE, no ha sido posible comparar los costos de producción del ICE con los generadores privados. Si aceptamos que el ICE tiene como misión que generar al costo mas un redito , eso implicaría que en la tarifa de los 39 colones que le ha aprobado la Aresep está incluida por lo menos un 40% de ganancia, lo cual nos lleva a la conclusión que el costo

promedio de generación del ICE es de 39/1,40 = 27,85 colones por kilovatio hora, costo que es un 32% superior al de los 21 colones con los cuales la empresa privada .le vende al ICE. Comprarles energía a los generadores privados es un gran negocio para el ICE, pues paga mucho menos que lo que a ellos les cuesta producir la electricidad. Lo anterior desvirtúa totalmente la escandalosa falacia de la diputada Sofia Guillen, y no porque yo lo diga, sino porque lo mismo le reconfirmarían de consultarle a la Aresep.

La generación privada actual está restringida por la ley 7200 a solo 187 megavatios de potencia total, lo cual es apenas el 10% de los 1870 megavatios que demanda el SEN todos los días y al mediodía. Ese límite del 10% de la potencia total fijado por la ley actual impide que en el país se genere por la empresa privada más energía de bajo costo que la que nos vende el ICE.

4) Las tarifas eléctricas no bajaran con la apertura del mercado. Con esta mentira la diputada se asemeja a Pinocho. Todos en Costa Rica sabemos por experiencia de muchos anos, que las ferias del agricultor en mercado abierto a la competencia baja los precios de la producción agrícola, que cuando hay carestías de producción los precios suben y que cuando hay exceso de producción los precios bajan. Hemos disfrutado por mas de una década, la constante rebaja en tarifas con la apertura del mercado de la telefonía celular, no ha sido así con las tarifas de la telefonía fija que continúan al alza por ser un segmento del mercado que se quedó en manos monopólicas del ICE.

¿Como no van a bajar las tarifas eléctricas con la apertura que persigue la ley de armonización si la tarifa actual para la generación solar por privados fijada por la Aresep para venta al ICE en los meses del verano es de apenas 5,5 centavos de dólar por kilovatio hora o de 29,70 colones por KWhora, y esta energía será la sustituta a la energía cara que produce el ICE a razón de 135 colones/KWh con bunker y a la que compra en el MER a un promedio actual de 108 colones por KWh? Solo los muy tontos no comprenderían que 30 colones por KWh en la época del verano es un precio muy inferior a los 108 y 135 colones por KWhora con los que produce actualmente el ICE con sus máquinas térmicas y con sus compras en el MER.

Los abonados eléctricos que ya generan su energía eléctrica para autoconsumo bajo la protección de la ley 10,086 conocen muy bien los beneficios económicos de la tecnología solar fotovoltaica y no volverían a comprar energía de más alto costo, como la térmica del ICE, ni a

punta de revolver.

5. La apertura del mercado afectará negativamente a las empresas distribuidoras y al ICE. Este argumento es un sofisma muy sofisticado, ya que confunde muy a propósito el mercado actual con el mercado a futuro que pretende regular la nueva ley de armonización. Lo que esta en juego no es el mercado actual valorado por el ICE y publicado por el semanario Universitario en $ 900 millones de dólares sino el mercado a futuro de más de $3,000 millones de dólares que tendrá que satisfacerse cuadriplicando la potencia actual durante los próximos 30 años, y así poder cumplir con los compromisos mundiales de descarbonización de la economía, la lucha contra el cambio climático, la transición energética y la independencia de los hidrocarburos.

Es el futuro del mercado lo que se pretende regular con la ley, con el fin de que no volvamos a vivir las carestías de energía eléctrica como las que acabamos de enfrentar , ya que con generación eléctrica en mercado abierto y en competencia, habrá superávit y excedentes de sobra, las cuales bajaran las tarifas nacionales y permitirán la colocación de grandes excedentes en el MER, antes que los demás países se nos anticipen y lo hagan primero.

El mercado monopólico tradicional del ICE nos ha hecho creer que gracias a la planificación del ICE y a que no hay lucro privado tenemos las más bajas tarifas de la región, pero solo la apertura del mercado nos permitirá disfrutar de tarifas de más bajo costo gracias a las tecnologías de punta que ya lo facilitan y que el ICE se ha negado a implementar por más de una década, como es la generación solar en todo el territorio nacional y las plantas eólicas en la plataforma marina al oeste de bahía salinas.

6.) El mercado eléctrico en apertura es de $900 millones de dólares. FALSO. El 10% de ese mercado actual o sean $90 millones de dólares permanecerá en monopolio bajo el control del ICE y corresponde al proceso de transmisión en alta tensión. El otro 30% de ese mercado ( US$ 270 millones) actual permanecerá en manos de las empresas distribuidoras regionales. Del 60% que corresponde a la generación (US$ 540 millones) , el 70% ( US$ 378) lo continuara administrando el ICE. Lo que si ocurrirá es que los $162 millones de dólares que generan y venden actualmente los generadores privados, tenderá a crecer a medida que crezcan las inversiones privadas en el sector de generación. De igual manera, si el ICE consigue los empréstitos y créditos para continuar invirtiendo, su segmento del mercado actual también tenderá a crecer. En resumen, todo el conjunto de generadores actuales, tanto estatales, privados o cooperativos, incrementaran sus ventas de megavatios hora, siempre y cuando realicen las inversiones que se requieren para las nuevas plantas. No habrá ganancia privada de largo plazo, ni rédito anual para el ICE si no se hacen las nuevas inversiones en tecnologías de producción del más bajo costo. Y eso es precisamente lo que la ley de armonización persigue, estimular, proteger y regular las fuertes inversiones en futuras plantas de bajo costo de producción para que puedan competir en un mercado abierto y en plena competencia, no en uno monopólico y de alto costo de producción que ha sido la tónica por varias décadas. Todo ello contribuirá a la reducción paulatina de tarifas eléctricas, le guste o no le guste a los diputados que representan a los gremios del ICE, CNFL y demás empresas monopólicas en su respectiva región geográfica.

No es éticamente aceptable de un diputado que se mienta descaradamente ante la opinión pública con el fin de oponerse a un proyecto de ley aterrorizando a la población. Con solo ser sinceros y aceptar que el proyecto de ley les perjudica a ellos como gremio privilegiado, es más que aceptable y comprensible.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.