Larga espera
Enviar
Larga espera

Melissa González
[email protected]

Una gran cantidad de fanáticos hacía fila ayer para poder ver más de cerca a su grupo favorito.
Con sillas y bolsas plásticas que les sirvieron de techo y algunos con sombrillas para taparse el sol, llegaron de todas partes del país, incluso ya había más de un extranjero que viajó para ver a Iron Maiden.

El grupo que obtuvo el primer lugar en la fila llegó desde el viernes anterior a las 10 a.m.
“Hacemos turnos en la noche y en la mañana, las mujeres se encargan de traer comida o compramos”, comentó Juan José Morales, que espera con ansias el concierto.
Desde Guatemala, Marvin de León llegó al país y desde el domingo se apostó en la acera del Estadio Ricardo Saprissa, y asegura que de su país vienen aproximadamente 2.500 personas a ver el espectáculo.
Y es que parece que ni el frío ni el sol detienen a estos fanáticos que guardan sus pocas energías para vivir el concierto de su vida, aunque tengan que dormir a la intemperie.



Ver comentarios