Logo La República

Jueves, 22 de agosto de 2019



ACCIÓN


Lakers pegan de nuevo

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 08 junio, 2009



Lakers pegan de nuevo
Derrotan a Magic y empiezan a olfatear la corona

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE

“Debo reconocer que este partido lo ganaba cualquiera”, dijo anoche el escolta Kobe Bryant, segundos después que Los Lakers derrotaron 101-96 a los Magic de Orlando en la prórroga y pusieron la serie final 2-0 en su favor.
“En el drama de los últimos minutos, tuvimos que aprender dentro del rectángulo, a ganar un partido que perfectamente pudimos haber perdido”, agregó el máximo encestador de los angelinos con 29 puntos y ocho asistencias.
Bryant reconoció que los últimos 14 puntos consecutivos que lograron desde la línea de personal fueron decisivos y mostraron todo el trabajo del equipo.
“Cada uno de nosotros estuvo en el lugar oportuno para hacer los tiros o forzar la falta personal y luego el acierto en los encestes colaboraron para la victoria”, comentó Bryant.
Claro, después del discurso, Kobe dijo lo que todos reconocían: “fue la gran defensa que se jugó en acciones decisivas del cotejo, en el cuarto periodo, la clave del triunfo.
La decisiva actuación de Kobe Bryant y Pau Gasol allanó el terreno hacia el título para los Lakers que lograron sobreponerse en la prórroga a un mortífero Rashard Lewis (34 puntos y 11 rebotes), líder de unos Magic de Orlando que tuvieron el partido en sus manos.
Ambos equipos pudieron llevarse el partido antes de llegar a la prórroga. Primero Bryant, que recibió un tapón del turco Hedo Turkoglu en el último segundo del tiempo reglamentado. Después el novato Courtney Lee, que no anotó tras recibir un “alley-oop” con seis décimas de segundo.
Finalmente, Gasol anotó siete de los 13 puntos de los Lakers en la prórroga y firmó el 2-0 en la Final.
El ala-pívot de Orlando puso a los de Stan Van Gundy por delante al comienzo de la segunda mitad (42-43). En ese momento, los Lakers se encomendaron a su pareja de estrellas. Bryant respondió con seis puntos consecutivos y Gasol, activo a ambos lados de la cancha, dio el paso al frente que su equipo reclamaba.
Sin embargo, los angelinos necesitaban algo más. Sin la fluidez en el juego de los últimos partidos, el equipo de Phil Jackson tiró de oficio y experiencia cuando más cuesta arriba se le ponían las cosas (56-59 tras triple del turco Hedo Turkoglu).
Los Lakers iban dos abajo (63-65) con todo el último cuarto por disputar. Orlando, gracias a una magnífica circulación de balón, lograba encontrar tiros cómodos para Turkoglu (14 puntos en el tercer periodo) y Lewis, pero sus errores desde la línea de tiros libres impidieron que su renta aumentase.
Lewis, mortífero desde el perímetro, lideraba la resistencia de Orlando (75-77). Bryant contestó desde la personal y con 3:35 por disputar y el partido en un puño (80-81), llegó el momento de la verdad.
Quedaban 47 segundos. Gasol empató bajo aro tras asistencia de Fisher y en una jugada decisiva, el novato Lee falló una clara penetración. Restaban siete segundos. Todo el Staples sabía que Bryant se la jugaría. Lo hizo, pero esta vez falló al recibir un tapón de Turkoglu. También erró Lee un “alley-oop” tras pase de banda con siete décimas de segundo por jugar.
Ya en la prórroga, Gasol, desde la personal, dio la primera ventaja a los Lakers (90-88). El mismo Gasol fue el encargado de poner la puntilla al partido con un dos más uno (97-91) que el Staples Center celebró como si su equipo hubiera ganado ya el título. No era así, pero casi. Están a sólo dos victorias de lograrlo. Ahora, viajan a Orlando.