Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



ACCIÓN


La vida sigue igual en la F1

EFE | Sábado 23 agosto, 2014

Lewis Hamilton lideró los entrenamientos vespertinos en el GP de Bélgica. John Thys-AFP/La República


La vida sigue igual en la F1

El alemán Nico Rosberg y el británico Lewis Hamilton, los dos pilotos de la escudería Mercedes, lideraron la primera y segunda sesión de entrenamientos libres en la primera jornada del Gran Premio de Bélgica, en el que la vida siguió igual con el dominio de las “flechas plateadas” en la pista.
En el circuito de Spa-Francorchamps, uno de los históricos del Mundial de Fórmula Uno, los Mercedes dominaron con comodidad y realizaron unas 50 vueltas por monoplaza, el español Fernando Alonso (Ferrari) realizó el tercer mejor tiempo en ambas sesiones, rondando las 40 vueltas en total.
No estuvieron en el lugar previsto en este arranque de la segunda mitad de la temporada los coches del equipo Red Bull, con el tetracampeón alemán Sebastian Vettel lastrado por unos problemas eléctricos en el motor que no le permitieron más que rodar una decena de vueltas en la primera sesión y le obligaron a quedarse fuera durante toda la segunda tanda.
Su compañero, el australiano Daniel Ricciardo, único hombre que este año ha logrado victorias al margen de los Mercedes (dos, en Canadá y en Hungría) estuvo entre los diez primeros tiempos en ambas sesiones, aunque sin hacer alardes, sabedor de que este no es un circuito que se adapte demasiado a las características de su coche, como reconoció su jefe de equipo, el británico Christian Horner.
Los Williams, uno de los equipos llamados a dominar en este circuito debido a su motor Mewrcedes que les concede una potencia cercana a los del equipo alemán, no estuvieron en la zona cabecera en la primera sesión, con el finlandés Valtteri Bottas décimo y el brasileño Felipe Massa decimoquinto, aunque se aproximaron más a su posición teórica en la segunda, con Massa cuarto y Bottas sexto.
Por su parte, el británico Jenson Button mostró la velocidad punta del McLaren-Mercedes en cuanto se pusieron las gomas blandas en la segunda tanda, aunque su tiempo fue rápidamente superado por los Mercedes de Rosberg y Hamilton, pero puede que a una vuelta el inglés pueda plantearse como candidato a copar las primeras filas.
Durante la jornada se pudieron ver las dos caras de la inestabilidad meteorológica que habitualmente se atribuye a Spa. Un día soleado en la primera dio paso a un cielo nublado en la segunda, que presagiaba lluvia aunque finalmente respetó a los pilotos, aunque es probable que aparezca en la jornada de mañana, puede que para poner un punto de emoción a la clasificación.


Madrid/EFE