Enviar

Muy bien por buscar extender la certificación de sostenibilidad, en la oferta turística de la región, sin ninguna duda, pero hagamos el resto de la tarea al interior de nuestras fronteras


La tarea pendiente para la oferta al turismo


Intentando ver si se puede vender la región centroamericana como un solo paquete turístico, Costa Rica promueve ahora una certificación de sostenibilidad para las empresas turísticas de toda el área.
Sin embargo, pareciera que esto quizás no resulte tan fácil de lograr (cada país podría tener su propia medida de lo que considera sostenibilidad).
Por otro lado hay muchísimo más que hacer para que la región se vea como un paquete por el cual valga la pena, por ejemplo, atravesar el océano porque en cada país se lograrán ver cosas diferentes y atractivas.
En este mismo espacio hemos abordado varias veces el tema de la atracción de turistas a nuestro país y a Centroamérica en general, con criterio de complementariedad.
Hemos dicho que si la oferta es, en todas partes más o menos la misma: sol y playa, montaña, volcanes y restaurantes donde alimentarse, no hay un especial atractivo para el turista que viene ansioso por conocer las diferentes culturas (además del clima y la geografía), de una región que saben muy diferente a la suya.
Tomando en cuenta esto, nuestros países no deberían competir sino complementarse, al menos culturalmente.
Sin embargo… ¿qué de nuestra cultura hemos preparado para ofrecerla en forma genuina (sin deformaciones) pero actual y atractiva, a quienes nos visitan?
Más bien, por esa falta de rumbo país que hemos tenido, el sector cultura ha estado trabajando solo (intentándolo), como si no fuera parte importantísima de la nación.
Se comenzó en un momento dado a impulsar la industria del turismo en Costa Rica. Muy bien. Pero solo se echó mano de lo que no había que hacer porque la naturaleza ya nos lo daba hecho (sol, mar, playa y montañas). ¿Y la gente? ¿Y nuestra cultura? ¿No que somos el país menos violento y más feliz? ¿Cómo nos expresamos cuando la cultura sube al escenario?
Sin entrar a hablar de cuanto trabajo ha realizado cada país centroamericano para tener una oferta original que lo distinga del resto de la región, de forma que al visitante le atraiga ir de uno a otro país, no hay duda de que en Costa Rica es tarea pendiente.
Nuestra cultura (artistas, artesanía, arte, espectáculos…) no se ha incorporado de modo sistemático y de alta calidad a la oferta turística. Los restaurantes no tienen cada noche espectáculos que acompañen las cenas y sobremesas de sus clientes. Por citar solo un pequeño ejemplo.
Entonces, muy bien por buscar extender la certificación de sostenibilidad, sin ninguna duda, pero hagamos el resto de la tarea al interior de nuestras fronteras.

Ver comentarios