La revancha de los Díaz
Junior Díaz disputa su primer Mundial, algo que su padre no pudo hacer. AFP/La República
Enviar

La revancha de los Díaz

Pasaron 24 años para que Junior cumpliera el sueño de su padre

Santos (Brasil). Enrique Díaz era un referente de la Selección Nacional en los años 80, la banda izquierda era de su propiedad y durante la eliminatoria para el Mundial de Italia brillaba con luz propia.

201406262258370.a11.jpg
Cualquiera que fuera el entrenador, Gustavo de Simone, Antonio Moyano o Marvin Rodríguez le tenían un campo asegurado, no solo en el grupo, sino en la alineación estelar.
Pero a la hora de la verdad, cuando Bora Milutinovic dio la lista de los 23 que irían al Mundial europeo Díaz no estaba, por lo que tuvo que verlo por televisión, contra todos los pronósticos.
Para esa época su hijo Junior Enrique Díaz Campbell tenía seis años, poco podría entender de que su padre no iba a la Copa del Mundo, donde Costa Rica se hizo grande con dos victorias y dos empates.
Pero sí era un amante del fútbol, y con el paso de los años comenzó a soñar con grandes cosas, entre ellas cumplir el sueño de su padre, quien no acudió a un Mundial.
“Yo desde niño soñaba con este momento, quería ser futbolista profesional, ir a jugar al extranjero y por supuesto estar en un Mundial, y haber logrado esto, es algo que tiene a mi padre muy orgulloso”, reconoció el lateral izquierdo de la Selección.
Ahora la historia fue diferente, Junior no era de los estelares, hasta estuvo marginado de la Tricolor en la primera fase y debió compartir el puesto con Bryan Oviedo.
Pero todo cambió, se ganó la confianza del entrenador y tras la lamentable lesión de Oviedo, la banda izquierda fue suya y ha realizado un gran Mundial, haciendo que no se extrañe Bryan.
Díaz, quien comenzó a jugar en 2003 con Herediano, ha pasado por el Wis?a Krakow de Polonia, Brujas de Bélgica y ahora milita en el FSV Mainz de la Bundesliga Alemana.
“Me he preparado para esto, créanme, han sido muchos años, la experiencia en Alemania ha sido clave, me ha ayudado mucho, he crecido. Siempre he jugado, he estado en todos los procesos, eso habla de mi rendimiento”, dijo Junior.
Y vaya que se está entregando, en defensa ha sido impasable, en la marca es perfecto, domina el juego aéreo y uno de sus puntos débiles, como lo era la ofensiva, es cosa del pasado.
Tanto es así que sus centros de primera intención se han convertido en amenaza para los rivales, si no que los digan los italianos, que vieron cómo en una de esas acciones le puso en bandeja a Bryan Ruiz el gol de la victoria.
“Estoy cumpliendo un sueño que tengo desde pequeño, lo estoy viviendo y me voy a entregar al máximo porque es lo que quiero. Yo nunca me he sentido fuera de la Selección, eso quiero aclararlo, siempre he trabajado, cuando no se hablaba de mí, trabajaba el doble, ahora vengo y trato de dar lo mejor, aprovechando que el profe me ha dado la confianza”, agregó Díaz.
Y es que dice que jamás se ha dado por menos, sobre todo porque conoce su capacidad de juego y lo que puede aportar, sin dejar de lado que en los equipos que ha estado ha sido titular. “Le estoy demostrando a la gente que por algo es que se me ha tomado en cuenta”.
Cuenta Junior que hoy es mejor jugador porque es muy abierto a aprender y que en Alemania ha crecido en lo físico, lo mental, lo táctico y en ser más aplicado.
“Se me criticó en algún momento, pero siempre he tratado de hacer lo mío, entrenar y dar lo mejor. Soy una persona que se considera soñadora y para quien busca sus sueños la vida tiene un significado especial”, concluyó.

Cristian Williams
[email protected]
@La_Republica

Enviado Especial

Ver comentarios