Enviar

Como país protector del ambiente, Costa Rica podrá impulsar buenos negocios de rentabilidad económica y ambiental

La rentabilidad ambiental

La posibilidad de que la planta generadora de energía Plantas Eólicas Sociedad de Responsabilidad Limitada cierre sus operaciones, por baja rentabilidad, es una nueva coyuntura que coloca a Costa Rica en situación de analizar y tomar decisiones coherentes con su vocación de proteger los recursos naturales.
Esta planta, generadora de energía por medio del viento, que opera en Tilarán de Guanacaste desde hace unos 15 años y que es el primer proyecto de este tipo en Latinoamérica, aduce problemas de rentabilidad que eventualmente la llevarían al cierre.
La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos por su parte razona que los $0,09 por kWh que la compañía recibe por parte del Instituto Costarricense de Electricidad es una cifra establecida en cumplimiento del contrato, que indica que la empresa tiene derecho a pedir ajustes de acuerdo con el aumento de la inflación.
La situación planteada con esta empresa debería suscitar un análisis por parte de nuestras autoridades, de la misma manera que deben hacerlo frente a otros proyectos en donde se encuentra involucrada la protección al ambiente.
No siempre la ganancia es económica ni inmediata. Costa Rica, que apuesta a lograr rentabilidad general, en muchos sectores mediante la protección ambiental, deberá tomar en cuenta esto.
La rentabilidad ambiental es algo no tan fácilmente calculable y en algunos casos sus beneficios no se ven en un periodo relativamente breve, pero debería existir una visión de mediano y largo plazo en este sentido.
Si el país no debe propiciar sino más bien prohibir cierto tipo de actividades que pueden poner en peligro el ambiente y las fuentes de agua, probablemente sí debería estimular otras actividades coherentes con la protección ambiental, como lo son la generación de energías a partir del viento, aun cuando no signifiquen beneficios económicos a corto plazo.
Evaluar con acierto estas cosas será una tarea permanente de este país en su ruta hacia un desarrollo con mucho respeto al ambiente. Los logros en esta materia serán una base sólida para levantar, sobre ella, negocios que conjuguen la rentabilidad económica y la ambiental.
Ver comentarios