Enviar
Jueves 30 Diciembre, 2010


Hemos elegido gastar en las prioridades más importantes del país: los servicios de salud para nuestra gente, la educación de los jóvenes, la seguridad nacional y la infraestructura que apoyan nuestro crecimiento económico

La recuperación económica empieza en casa

El gobierno de coalición del Reino Unido anunció recientemente sus planes de gasto público para los siguientes cuatro años. Estamos tomando medidas urgentes para reducir la deuda nacional y tratar con el legado fiscal que hemos heredado. Hemos demostrado que tenemos la resolución y la determinación de vivir dentro de nuestras posibilidades. Y nos hemos propuesto dar un nuevo impulso a las relaciones diplomáticas de Gran Bretaña con el mundo, incrementando nuestros lazos con las economías de más rápido crecimiento y defendiendo este país como un hogar para los negocios y la inversión. Entendemos que la recuperación económica comienza en casa, pero tenemos que ver más allá de nuestras fronteras para nuevas oportunidades y nuevos socios.
La escala del desafío económico es formidable. Heredamos uno de los mayores déficits presupuestarios en Europa y en el G20, pero tenemos una visión clara para el futuro de nuestro país. Hemos elegido gastar en las prioridades más importantes del país: los servicios de salud para nuestra gente, la educación de los jóvenes, la seguridad nacional y la infraestructura que apoyan nuestro crecimiento económico. Estamos construyendo una sociedad más justa y responsable, con más oportunidades para que la gente salga de la pobreza, y con el apoyo estatal enfocado en aquellos que más lo necesitan. Estamos reformando nuestros servicios públicos: mejorando la transparencia y la rendición de cuentas; dando más poder y responsabilidad a los ciudadanos, y permitiendo una mejora sustentable a largo plazo en los servicios.
También estamos construyendo una economía más fuerte, con más empleos, inversión y crecimiento, para una recuperación encabezada por el sector privado. Hemos protegido tanto como podemos las áreas de gasto público que importan para el crecimiento económico, y aplicado reformas para hacerlas más rentables.
Sabemos que no podemos tener un crecimiento económico sustentable sin finanzas públicas saludables. Hemos creado una nueva e independiente Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, de modo que el poder de determinar el crecimiento y las previsiones fiscales ahora reside en un órgano independiente, inmune a las tentaciones del ciclo político. Y nos hemos comprometido a eliminar el déficit estructural del Reino Unido para el término de este Parlamento, el cual ha sido bien recibido por el Fondo Monetario Internacional como un camino necesario para asegurar la sustentabilidad fiscal y la recuperación equilibrada.
Nuestra revisión presupuestaria es parte de un ambicioso plan para crear un ambiente de negocios que sea el más competitivo en cualquier lugar del mundo. Entendemos que la economía británica del futuro debe basarse en la inversión, el ahorro y las exportaciones, y estamos decididos a utilizar nuestros estrictos planes para la consolidación fiscal, como un trampolín al crecimiento y la recuperación a través del sector privado. Bajaremos el impuesto sobre las ganancias para los emprendedores. Recortaremos las contribuciones de los empleadores al Seguro Nacional. Y vamos a extender el apoyo para las pequeñas empresas que necesitan acceder al crédito, y hacer de Gran Bretaña el lugar más fácil del mundo para iniciar un negocio.
Pero no olvidemos que durante la recesión, el Reino Unido ha permanecido como la sexta mayor economía del mundo. Tenemos uno de los mercados laborales más flexibles en Europa y, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el menor número de barreras contra el espíritu emprendedor en el mundo.
Nuestra inigualable industria de servicios financieros, nuestras fuertes habilidades, nuestra visión y orientación globales, nuestros talentos creativos, nuestras universidades de clase mundial y nuestra posición central entre los husos horarios asiáticos y americanos, todo eso demuestra que tenemos una economía abierta y que estamos abiertos a los negocios.
Tenemos una base sólida sobre la cual construir. Estamos conscientes de la importancia de nuestras relaciones comerciales bilaterales. Queremos continuar trabajando con países como Costa Rica para abrir caminos para nuevos mercados y derribar las barreras para la inversión. Queremos tender lazos reforzados entre el Reino Unido y Costa Rica para que el comercio pueda fluir en ambas direcciones, y para que nuestros países puedan crecer y prosperar juntos.
Confiamos en que tomaremos los pasos adecuados tanto dentro como en el exterior para ayudar a la recuperación económica en nuestros países, así como para contribuir a una economía global próspera y estable.

William Hague
Ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno Británico