Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



NACIONALES


La oportunidad es ya, para hacer cambios en Costa Rica

Fabio Parreaguirre [email protected] | Miércoles 28 octubre, 2015

Este es un momento económico lleno de oportunidades para hacer cambios, por lo que sucede en la economía internacional, dijo Pablo Bréard, de Scotiabank Internacional. Esteban Monge/La República


Bajas tasas de interés, así como la inflación y una estabilidad para economías como la de Costa Rica, hacen que sea una oportunidad para generar cambios estructurales.
En materia fiscal, en modelo económico y hasta fondeo internacional, esas son cosas a las que podríamos sacar provecho en este momento que se vive en el mundo, ajeno a lo que pasa en nuestra economía, indicó Pablo Bréard, vicepresidente jefe de Economía Internacional de Scotiabank, quien está de visita en el país.
 
¿Qué se debe ver de la economía global actual?
 
Lo primero es identificar este como un momento oportuno, con bajas tasas de interés, baja inflación y una relativa estabilidad, como situaciones propias para hacer cambios estructurales.
En el caso costarricense, saben bien qué hacer y es una gran oportunidad que está dando el contexto internacional para que, en los próximos 12 meses, se haga un cambio, pero la velocidad del mismo tiene que ser rápida, ya que esta situación propicia no es para siempre.
En el frente fiscal acá saben qué es lo que tienen que hacer, tanto por el lado de los gastos como el de los ingresos, así como en la administración pública.
Si ustedes me dicen que el precio del petróleo está en $120 por barril, tienen presiones inflacionarias por encima del 10%, y que la banca demanda créditos en tasas muy altas, es otro escenario, por esto, es el momento para hacerlo.
 
¿Y para hacer mejores negocios qué hay que visualizar?
 
Lo primero que tienen que entender las personas que hacen política en Costa Rica es la realidad internacional. Es claro que hoy es compleja, pero más balanceada.
Hay que entender qué está pasando en Asia, cómo intervienen los estados respecto a los capitales, qué pasa en el sector tecnológico, en lo energético.
Además, hay que entender a la generación que sigue y sus demandas, eso es importante, ya que hoy es gente que participa más, se preocupa por temas que antes las juventudes no lo hacían y se lo cuestiona todo.
Segundo, hay que identificar dónde están los desequilibrios, ver los ajustes, hacerlos en los que sean estructurales; si son coyunturales, no se puede hacer nada más que esperar.

¿Esos cambios son posibles en corto tiempo?
 
Claro, México lo hizo, por la baja en los precios del petróleo tuvo que realizar un ajuste en su presupuesto, en sus políticas presupuestarias, porque lo que tenían contemplado para este año. No se dio.
Un tercio del ingreso fiscal de México es por el petróleo, eso es un problema estructural, pero ellos supieron cómo hacerlo, en una democracia, no se puede pensar que todo lo tiene que hacer el Gobierno, tienen que existir alianzas público-privadas.
 
El Fondo Monetario Internacional dijo que Costa Rica tiene poco tiempo para un ajuste estructural fiscal. ¿Cómo digerimos eso?
 
Lo que diga el FMI, para mí, es de escasa relevancia, primero porque muchas veces ha habido mala praxis en el rol que ellos deben cumplir.
Por otro lado, la situación, el desafío para lograr un equilibrio fiscal en Costa Rica tiene una naturaleza estructural, no es cíclica, y ustedes saben lo que tienen que hacer.
Me atrevo a decir que los que escriben de eso saben poco de la realidad costarricense, entienden de la economía en libros; pero que vengan acá a vivir cuatro años y luego que den una explicación de lo vivido.
Tenemos que ser más patriotas, el crecimiento económico de los países está en nuestras manos y así tenemos que diseñar el conjunto de políticas de la sociedad en su conjunto, desde el sector público al privado y conjugarse.
Es claro que tienen que entender que este es un tren que no deben dejar pasar.
 
¿Cómo ve las diferentes variables económicas para el próximo año?
 
No creo que el Banco Central de Estados Unidos empiece a subir las tasas de interés pronto, seguramente hasta final de marzo de 2016. Acá lo más importante es ver qué harán Japón y China con la cantidad de valores que tienen de ese país, ellos son un importante acreedor.
Por otro lado, el precio del petróleo lo vemos estable, no por encima de $50 por barril.
En general, será un momento económico más interventor por parte de los bancos centrales, tal y como lo vemos ahora en Europa y Asia.
Para el continente hay que ver cómo le va a Brasil, si a ellos les va bien, a todos nos va bien, es la economía más importante del continente, fuera de Estados Unidos.