La noche de Vettel
Por segundo año consecutivo Sebastian Vettel gana en el circuito de Marina Bay. Fernando Alonso volvió a remontar para subir al podio. Manan Vatsyayana-AFP/La República
Enviar

La noche de Vettel

El piloto alemán se acerca cada vez más a su cuarta corona

En el día o en la noche, no hay quien detenga a Sebastian Vettel que vuela hacia su cuarta corona consecutiva.
Ahora fue el Gran Premio de Singapur el que acabó en manos del piloto alemán, seguido de Fernando Alonso que se niega a tirar la toalla. Kimi Raikkonen fue tercero.

201309230022250.a11111.jpg
La superioridad del germano es clara. Victoria, pole, vuelta más rápida y líder de principio a fin, eso tiene el nombre de Gran Chelem. Ya son 60 puntos los que separan a Vettel de Alonso a falta de seis fechas.
La salida fue casi el único instante en que Vettel estuvo en problemas, se los produjo Nico Rosberg cuando intercambiaron la primera casilla un par de veces, pero al final lo controló el campeón del mundo.
“La salida ha sido terrorífica, Nico ha salido mejor, no he tenido otra opción que dejarle la parte interna, pero luego he podido dejarle detrás, y eso ha sido crucial porque nos ha permitido alcanzar un buen ritmo en carrera”, afirmó Vettel.
Atrás Alonso hacia una salida perfecta para pasar del sétimo al tercer lugar, aprovechando la zona limpia de la pista y realizando una frenada muy larga en la primera curva.
Con Vettel disputando una carrera aparte, las estrategias de equipo se truncaron por la salida del coche de seguridad en la vuelta 25, debido a un accidente de Daniel Ricciardo, que se fue contra el muro en la curva 18 y se vio forzado a abandonar.
En ese instante, una acertada decisión de Ferrari, que envió a Alonso a cambiar neumáticos, permitió al español cambiar la estrategia de tres paradas a una de dos y aguantar con esas gomas hasta el final, lo que le ayudó para ir recuperando los puestos de quienes no pararon, como los Mercedes y los Red Bull, exceptuando Vettel, con colchón de sobra para realizar su parada.
Con eso y con todo, Alonso volvió a perder distancia con el imparable líder Vettel, a más de 32 segundos.
Así sumó Vettel su sétima victoria de esta temporada, tercera consecutiva tras Bélgica e Italia, y en el calendario aparecen Corea, Japón e India, en los que en 2012 fue intratable y sentenció el Mundial.

Dinia Vargas
[email protected]

Ver comentarios