La mayor fiesta del fútbol
Enviar

La mayor fiesta del fútbol

Brasil-Croacia abrirán una nueva Copa del Mundo

Cada cuatro años el planeta se paraliza durante un mes para vivir la máxima fiesta del deporte rey, el Mundial.
Desde hoy una nueva Copa del Mundo comienza a vibrar en un país que tiene por arte y religión, el fútbol. En Brasil, se respira y se vive fútbol ahora más que nunca.
Es así como la máxima cita del balompié regresa a suelo americano desde Estados Unidos 94; ya han pasado 20 años desde ese entonces y a suelo brasileño lo hace por segunda vez, después de aquel recordado 1950.

El primer partido

Brasil contra Croacia, en el estadio Arena Corinthians de Sao Paulo a las 2 p.m. (hora de Costa Rica), significará el arranque de una fiesta a lo largo de todo un mes.
Al equipo de Luiz Felipe Scolari solo le vale un triunfo, para poner los cimientos de una campaña que tiene como única meta lograr el sexto título mundial en la final del próximo 13 de julio en el Maracaná.
Neymar está llamado a convertirse en la figura de su selección. A sus 22 años el delantero suma 31 goles en 49 partidos con la camiseta verde-amarela.
Por su parte, Croacia planea amargar el estreno del anfitrión disputándole la posesión con su juego de toque, tiene jugadores de suficiente calidad para hacerlo.
“Será difícil, pero queremos hacernos con la posesión del balón para controlar el partido. No debemos apenas ceñirnos a la defensa", comentó Luka Modric, mediocampista croata.
Brasil y Croacia solo se han encontrado dos veces, empataron en un amistoso en 2005 y un año después, la canarinha ganó 1-0, en el debut de ambos equipos en el Mundial de 2006.
Después de este juego toca el turno a las demás selecciones de hacer su debut. En total son 32 combinados nacionales los que estarán en Brasil incluyendo el local, pero solamente uno alzará la Copa el 13 de julio.

La ceremonia inaugural

El espectáculo principal de la ceremonia inaugural, que arranca a la 1 p.m. hora tica, es todo un misterio. De lo poco que se conoce es que durará una hora, aunque el espectáculo en sí será de 25 minutos y que todo terminará con la canción del Mundial "We Are One" que interpretarán Pitbull y Jennifer López, así como la brasileña Claudia Leitte.
El evento promete ser un acontecimiento de los más grandes en la historia de los Mundiales.
Además, se dice que el encargado de dar el 'play' de honor será un deportista parapléjico.

Cuestionamientos
Hace siete años Brasil ganó el derecho de albergar su segunda Copa en casa determinado a mostrar al mundo su poderío emergente.
Sin embargo, ha sido una carrera muy empinada para el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, quien ha tenido que soportar la lluvia de críticas y manifestaciones por los innumerables atrasos en las diferentes obras y el gasto público de $11 mil millones en el Mundial, cuando el país tiene servicios públicos de pésima calidad.
Aun así la mandataria aseguró ayer que la séptima economía mundial "venció los principales obstáculos y está preparada para la Copa este jueves dentro y fuera del campo". Y comparó la preparación del Mundial a un partido "sudado y muchas veces sufrido", pero que el resultado vale la pena.
"Brasil, como el Cristo Redentor, está de brazos abiertos para acogerles a todos ustedes", dijo asimismo en su discurso de radio y televisión, dirigiéndose a los 3,7 millones de turistas esperados para el Mundial en sus 12 ciudades.
Hasta ayer, las sedes no estaban listas aún, tanto así que en la Arena Corinthians, donde hoy es la inauguración las obras se realizaban de día y de noche para estar listas. Se le instalaban telas con diseños del Mundial para separar ambientes, se estaban pintando de blanco las estructuras metálicas de su interior, se retocaron los diseños de las tribunas, se colocaron los instrumentos de seguridad de los accesos, entre otros detalles. En otros como el Curitiba, Cuiabá, Natal, Porto Alegre, Brasilia y Manaos, además del mítico Maracaná, a la FIFA le preocupa el estado del césped, por ejemplo.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios