La magia del pase largo
El mariscal de campo de los Santos de Nueva Orleans, Drew Brees, ha sido el maestro de la NFL en las últimas tres campañas en los pases de más de 30 yardas. Justin Edmonds/AFP-La República
Enviar

La magia del pase largo

Drew Brees, Eli Manning y Aaron Rodgers, los magos del pase de más de 30 yardas

201211050032090.a44.jpg
“Hay grandes jugadas de contacto en el fútbol americano que forman la médula de este deporte: la batalla en las trincheras, las capturas de mariscal de campo, el ataque terrestre rompiendo tacleadas... pero la magia de un pase largo conjuga tantas circunstancias para ser efectivo que cada vez que se consigue una recepción de más de 30 yardas, nadie puede contener la expresión de admiración cuando la jugada de menor porcentaje consigue su cometido, y más si es para llegar hasta la zona de anotación. La tendencia de las últimas temporadas con mariscales de campo pasando para más de 4 mil yardas han elevado la efectividad al 60%, pero ninguno de los más grandes mariscales de los últimos tres años han rebasado el 50% de pases completos en el pase profundo, donde solo el 28% resulta en un touchdown.
En las últimas tres campañas, Drew Brees ha sido el maestro de los pases de más de 30 yardas. Junto con Eli Manning y Aaron Rodgers, fueron los únicos en sumar más de 3 mil yardas en este periodo en los llamados pases bomba. Fue Drew Brees quien en tres años sumó 41 TDs por la vía larga y dejó bastante lejos al segundo lugar, Manning, con 31. Otros como Rodgers, Joe Flacco, Tom Brady y Matt Schaub también registraron pases largos de anotación suficientes para estar entre los mejores 10 de esta estadística”.
Este análisis de la periodista mexicana Georgina Ruiz para ESPN, contrasta con los números de la presente temporada, sin incluir los partidos de ayer.
En lo que va de campaña, las estadísticas del pase profundo son bastante discretas: solo cinco pasadores hasta ahora han intentado 15 o más pases de más de 31 yardas, y de ellos, solo Flacco conduce un equipo con marca ganadora. Matt Cassell (Jefes), Matt Hasselbeck (Titanes), Christian Ponder (Vikingos), Cam Newton (Panteras) y sorprendentemente Alex Smith (49ers), no tenían un solo pase de anotación de más de 31 yardas.
Precisamente ayer, Joe Flacco lanzó un pase de 19 yardas a Torrey Smith con 4:26 por jugar, y los Cuervos de Baltimore ganaron su undécimo choque consecutivo contra un rival del Norte de la AFC, viniendo de atrás para imponerse 25-15 sobre los Cafés de Cleveland.
Smith atrapó el envío y escapó del esquinero Joe Haden, capitalizando la décima ocasión en que los Cuervos (6-2) derrotan a los Cafés (2-7). También fue la victoria 15 de Baltimore tras una derrota, y ayudó a los Cuervos a sacudirse de un descalabro de 30 puntos frente a los Texanos de Houston hace dos semanas.
Baltimore mejoró a una marca de 5-0 tras su semana de descanso bajo el mando de John Harbaugh, quien marca 10-0 en su carrera contra Cleveland.
Phil Dawson pateó cinco goles de campo para los Cafés, que se vieron competitivos una vez más pero fracasaron en anotar touchdown, a pesar de encontrarse cinco veces adentro de la yarda 20 de Baltimore.
En otro juego de ayer, en Nashville, Brian Urlacher se convirtió en el último defensivo de los Osos de Chicago en devolver una intercepción para touchdown, Jay Cutler lanzó tres pases de touchdown a Brandon Marshall y los Osos vencieron a los Titanes de Tennessee por marcador de 51-20.
El esquinero, Charles Tillman, forzó cuatro balones sueltos y Chicago generó cinco pérdidas de balón mientras ganaba su sexto partido en fila.
Los Osos (7-1) anotaron 28 puntos en el primer cuarto, estableciendo un récord de franquicia. Tomaron el control forzando tres pérdidas de balón en los primeros 13 minutos y las convirtieron en 14 puntos.
Los Titanes (3-6) perdieron su segundo juego consecutivo, y los aficionados de Chicago se apoderaron del LP Field, abucheando los vídeos de sus rivales, Empacadores de Green Bay, y gritando frecuentemente “Vamos, Osos”.

Gaetano Pandolfo
[email protected]
Consultas ESPN

Ver comentarios