Enviar
La Liga halló el camino
Goleada a Carmelita envía a manudos a la cima del torneo

Liguistas y carmelos llegaron este domingo a la grama del Morera Soto, bajo dos claras situaciones, los rojinegros acosados por la falta de gol y los verdolagas motivados por salir vivos de sus duelos ante los equipos tradicionales del país. Todo esto cambió gracias a que finalmente la Liga vio la luz del marco y derrotó con merecimientos 3 por 0 a un tímido rival.
Oscar Ramírez no hizo nada sustancialmente diferente para conseguir el resultado en el primer tiempo, los ingresos de Verny Ramírez y Ariel Soto, así como el de Dexter Lewis, respondían a una natural sustitución de piezas por aquellos que fueron llamados a la selección. La novedad fue el ingreso de Jorge Davis a zona de volantes.
Carmelita se esmeraba en achicar la cancha, dejar a sus defensas y medios más cerca, para quitarle pedazos de terreno a Alajuelense y que le costara la creación de juego y la llave hacia el arco de Marco Madrigal, mientras que salía poco, pero con un par de acciones peligrosas, una con Lewis como protagonista tras un cabezazo de Daniel Jiménez.
El segundo tiempo fue un descargo para el plantel erizo, pues manejó con tranquilidad y a placer los tiempos del juego como hace rato no lo conseguía, el equipo era incisivo e insistente con constantes arremetidas de Gabas, ahora asociado con Cristhoper Meneses por la banda, vía por la que llegó el 1-0, cortesía de Jorge Davis, tras cerrar la pinza en un balón rastrero al 58´.
Con el tanto vinieron las variantes en ambas escuadras, pero solo las del “Macho” surtieron efecto, pues una vez más Alvaro Sánchez apareció anotando en las situaciones más inusitadas y complicadas, esta la aplicó con un gol olímpico, con Marco Madrigal como cómplice.
Luego, lo que no estaba en el guion de nadie, la anotación de Armando Alonso. El “Caya” se metió entre dos defensores carmelos y tomó de muy buena forma un centro de Verny Ramírez, para definir con un limpio cabezazo que cerró la pizarra con el 3-0 al 88´.
De esta manera la Liga más que la cima y la victoria, retoma la confianza en el marco, esparciendo entre sus volantes la cuota goleadora, a carencia de aquel matador que extrañan hoy en sus filas.

Sergio Alvarado
[email protected]

Ver comentarios