Enviar
Lunes 24 Marzo, 2014

Me parece que lo que necesitamos son carreteras prácticas y lógicas, es decir: una de cuatro pistas San José – San Ramón – Puntarenas- Liberia


La famosa pista a San Ramón

He visto como están planeando una gran pista o auto-ruta a San Ramón, la cual costará muchos millones de dólares y a saber cómo quedará y al final cuánto saldrá costando.
Se dice de seis u ocho carriles hasta esa localidad, pero después, si se viaja a Puntarenas, quedarían dos y sería un peor problema, ya que de ocho se reduciría a dos.
Imagínese, los furgones, camiones y carros embotellados. Sería un desastre... ¿Qué opina usted?
Ahora leo que hay muchos otros problemas, que tardarán años en resolverse, debido a lo lento que es todo aquí, y cómo también esto costaría millones imprevistos.
Entonces, con los planos presentes, esa pista estará lista dentro de unos cinco a diez años más y mientras tanto con más vehículos en los caminos, será una hecatombe el conducir al aeropuerto y la zona norte.
En cambio, aumentar un carril a San Ramón y desde luego arreglar los puentes presentes a tres carriles en la actual sección al aeropuerto sería más lógico, sensato y más barato.
Pero aquí eso no importa, las cosas se hacen a “la loca” y por intereses creados.
No vaya a resultar otro fracaso como la famosa pista a Caldera, que después de 30 años de construcción se terminó como se planeó y el número de vehículos en este país, en ese tiempo, creció muchas veces más.
Me parece que lo que necesitamos son carreteras prácticas y lógicas, es decir: una de cuatro pistas San José – San Ramón – Puntarenas- Liberia.
De esta manera el tráfico fluirá en orden y los conductores no se desesperarán en seguir a un furgón que viaja a 20 km hora por 30 minutos o más y es lo que conduce a que adelanten ya desesperados y tengamos tantas muertes vanas, por culpa del mal planear atrasado que todavía hacemos.
¿Le parece? ¿No sería mejor ampliar la presente a cuatro carriles desde San José a Liberia, o por lo menos hasta Puntarenas? Menos gastos, menos tiempo en construirla y más razonable.
Me parece que aquí nunca se ha planeado o hecho nada para un futuro. Vea la pista o carretera a Caldera, resultó una quimera, y no es la primera.
 

Rodolfo Víquez Bontempo