Enviar

Son muchos los jóvenes nacionales que desean un poco de atención, de tiempo y tecnología, para innovar y crear productos que pueden cambiar la vida de otros muchos


La era del conocimiento hay que aprovecharla

Un ejemplo de acción público – privada nos demuestra cómo esto puede contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas en Costa Rica, modernizar la operación de las instituciones del Estado y estimular, a la vez, a más costarricenses para desplegar su potencial para innovar.
Es necesario reflexionar sobre una noticia dada a conocer ayer por este medio, pero no solo para aplaudir (que sí lo hacemos) sino para comprender que las nuevas tecnologías llegaron para quedarse pero que depende del uso que les demos el que nos sirvan para dar un salto en el desarrollo o no.
“Con la ayuda de la tecnología de punta, los pacientes (de la Caja), en varios casos, no tendrían que desplazarse hasta los centros médicos para recibir un diagnóstico o enviar una muestra de laboratorio.
Esto se debe a tres programas diseñados por costarricenses que ganaron el concurso Hackaton, organizado por el Ministerio de Salud y patrocinado por la Universidad Hispanoamericana.
En la mayoría de los equipos competidores participaron diseñadores gráficos, ingenieros, médicos y encargados de salud ocupacional.
Ahora solo falta que el Ministerio mencionado coordine con la Caja el pronto uso de las aplicaciones digitales de salud así creadas.
Si se hace el uso correcto de esta  innovación serán muchos los beneficiados. ¿Por qué no seguir el ejemplo y aprovechar así el talento existente en el país, en vez de desperdiciarlo?
Son muchos los jóvenes nacionales que desean un poco de atención, de tiempo y tecnología, para innovar y crear productos que pueden cambiar la vida de otros muchos.
Algunos incluso podrían dar la capacitación requerida para que las nuevas aplicaciones puedan ser correctamente usadas y potencien así los beneficios.
Esto bien podría encontrar apoyo del sector privado si algunas instituciones organizaran adecuadamente las propuestas y estas fueran garantía de mejor calidad de vida para la población.
Eso por cuanto los cambios a base de tecnología de punta beneficiarían a todos, que obtendrían así un mayor rendimiento de una población mejor atendida en sus diversas necesidades y con menor desperdicio de tiempo.

 

Ver comentarios