La constelación brilló
Enviar
La constelación brilló
Orión resolvió el juego con goles de vestidor

Poco pero efectivo. Esa fue la consigna de Orión, oncena que tuvo pocas llegadas pero anotó las claves. Enfrente, el equipo belemita administró el partido durante el primer tiempo, pero sin traducir ese dominio a la red.
El juego tuvo solo siete remates directos durante el primer tiempo, pero cambió de dinámica a partir de la anotación local poco antes de ir al descanso y otro recién reiniciando.

Tuvieron oportunidades Quiñones, quien ganó por velocidad y remató cruzado por fuera, el belemita Michael Mena lanzó fuera del área y Leo Madrigal que pegó en el paral un servicio de Solórzano.
Fue en el min. 42, que en tiro de esquina, el balón quedó al centro y Erick Cabalceta resolvió de cabeza, un “martillazo” que dejó sin reacción al arquero Méndez.
En el reinicio, Esteban Granados iba a abrir a la lateral para Leonardo Madrigal, pero lo aprovechó como distracción para que Berny Solórzano ganara espaldas y de cabeza, a media altura, rematara para vencer por segunda ocasión a Méndez.
Con el marcador adverso, el estratega belemita envió a Deybid Elizondo y Rodolfo Arnáez a reordenar el equipo y recuperar el dominio de balón.
En lugar de eso, Kevin García recién ingresado y de buen desempeño dejó atrás dos marcas, centró y Quiñones hizo ingresar el balón casi que en la línea de fondo, y con la complicidad del arquero quien tuvo una mala salida.
Con 55 minutos en el reloj y un 3-0; el técnico de Belén agotó sus cambios y pidió orden a su oncena, que con la salida de sus dos delanteros y el medio Castillo perdió fortaleza en ataque.
En el ir y venir, un centro desde el ala izquierda llegó al centro, en la línea del área pequeña, donde Olger Guzmán descontó al min. 70.

Daniel Chacón
Para La República

Ver comentarios