Enviar
La autopista del gusto

Bajo este título describo la forma en que tradicionalmente degustamos, saboreamos, sentimos y preferimos los alimentos y bebidas en un momento específico en nuestra vida.
Decía un famoso filósofo que “nosotros somos nosotros y nuestras circunstancias”, por lo tanto la capacidad de una persona para opinar sobre las comidas y bebidas dependerá de lo que hasta ese momento se haya llevado a su boca.
Por eso invitamos a la gente a salirse de los carriles tradicionales de la costumbre, para aventurarse a nuevos sabores y experiencias que en algunos casos puedan resultar hasta impactantes.
Podemos decidir quedarnos en la zona cómoda y segura de los sabores conocidos (muy válido), pero estaremos perdiendo la posibilidad de desarrollar nuestra capacidad de apreciar, sentir y desde luego poder opinar, al final, de crecer.
Es más, al no aventurarnos, restringimos nuestra propia visión de la comida que nos gusta, pues al probar otras cosas hasta podríamos mejorar la opinión de estas, al tener un mejor punto de referencia.
Respetamos los estilos pero invitamos a la experimentación sin miedo, a salirse de lo tradicional, a tomar otros carriles infinitos en la maravillosa autopista del gusto y la frecuencia con la que lo hacemos.
Podemos convertirnos en especialistas de los nobles y deliciosos arroz y frijoles, sin embargo decía Paracelso (Theophrastus Phillippus Aureolus Bombastus von Hohenheim) un alquimista, médico y astrólogo suizo que nació en 1493, “Quien cree que todas las frutas maduran al mismo tiempo que las frutillas nada sabe acerca de las uvas”.
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!





Ver comentarios