Enviar
Político ha intentado ser presidente por el PLN y ahora lo hará por la Alianza Patriótica
La apuesta de Rolando Araya
Discurso del candidato generaría resultados a favor para conseguir curules en el Congreso, pero difícilmente la Presidencia, de acuerdo con expertos

En esta oportunidad no solo tiene por delante una competencia, sino una apuesta consigo mismo.
Las elecciones de febrero de 2010 serán su lucha y lograr el apoyo de quienes una vez lo respaldaron en otra trinchera política será la apuesta de Rolando Araya, candidato presidencial del Partido Alianza Patriótica (PAP).
Después de ocho años fuera de la política nacional Araya decidió aspirar a la Presidencia, pero esta vez lejos del Partido Liberación Nacional (PLN) que en abril de 2002 casi lo lleva a Zapote y al cual renunció tras la derrota.
De esta forma la figura del extinto espacio televisivo “Temas de Nuestro Tiempo” tiene posibilidades, aunque difíciles, de obtener un respaldo en la contienda de 2010, de acuerdo con analistas políticos.
Si Araya dirige su estrategia de campaña a los sectores del antiguo liberacionismo, a quienes integraron la alianza del No al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta) y a quienes no se identifican con el Partido Acción Ciudadana, podría conseguir resultados favorables para los aspirantes a diputados de su agrupación y jugar un papel desequilibrante en la lucha con los otros candidatos, a juicio de los expertos.
“Alianza Patriótica es el sector mejor organizado de quienes estuvieron con el No en la c
ampaña del Cafta, que fue casi un 49% de los costarricenses y Rolando Araya tiene un buen discurso, por lo que va a depender de las redes de movilización y de la estrategia a seguir el que el Partido logre un respaldo favorable en su primera contienda”, apuntó Sergio Moya, analista de la Universidad de Costa Rica.
Por su parte Elma Bejarano, politóloga de la Universidad Autónoma de Centroamérica, apuntó que Araya representa al “viejo liberacionismo” que era en un inicio más de la corriente de izquierda que de derecha, por lo que podría alcanzar un respaldo de este sector.
“El PLN de hoy es nuevo, Araya podría juntar al viejo y aglutinarlos en su movimiento, que es la base de lo que fue el PLN, si lo logra podría desequilibrar la balanza en la contienda, todo dependerá de sus ideas y como las exponga”, apuntó en ese sentido Elma Bejarano.

Carlos J. Mora
[email protected]
Ver comentarios