Logo La República

Sábado, 4 de abril de 2020



COLUMNISTAS


La UPAD, unidad de información estadística de la presidencia de Costa Rica

Emilio Bruce [email protected] | Viernes 28 febrero, 2020


Sinceramente

Esta pasada semana ha estado llena de crispación política y de una cierta histeria social. El país se muestra muy hondamente dividido. El clima me recuerda el que prevaleció durante los últimos días de la elección en que resultara electo don Luis Guillermo Solís y a su vez el de la segunda vuelta electoral en que lo fuera don Carlos Alvarado. Este estilo de hacer política lo introdujo el PAC y dividiendo con temas emotivos a la sociedad logró prevalecer sobre sus adversarios. Ahora el mismo mecanismo vuelve a aparecer esta vez en contra del Gobierno.

Estos pasados días hemos presenciado la comparecencia e interrogatorio de don Otton Solís Fallas ante la Comisión Legislativa de Control de Gasto, hemos visto destaparse un gran escándalo con la oficina de información estadística de la presidencia y hemos finalmente escuchado al antiguo tesorero del PAC describiendo a quienes fueron los presuntos autores intelectuales de la estafa multimillonaria del PAC al erario y al TSE.

En un inicio muchos costarricenses creyeron que el escándalo de la UPAD era para tapar el escándalo de don Otton Solís. Luego muchos aseveraron que el escandalazo de don Minor Sterling y sus acusaciones era para tapar la UPAD. Nada se ha tapado, nada se ha olvidado, todo se magnificó y el lema político del PAC sobre ética ha quedado hecho girones en el camino con estafas, conspiraciones, autores materiales e intelectuales, hechos y personas que comprometen a toda la organización.

Es claro que el Gobierno no generó los dos escándalos sobre la estafa del PAC al fisco a través del TSE, es claro que el disparador de la crisis que vive el Poder Ejecutivo por la UPAD fue generado por la aparente torpeza incalculable del Ministro de la Presidencia y del Ministro de Comunicaciones.

¿De quienes son las computadoras en las que se llevan los estudios de UPAD? No lo sé, respondió el Ministro. Es claro que para estos estudios se requieren grandes almacenamientos y gran capacidad de procesamiento en computadoras que no son personales. ¿Quién lo sabe? ¿Dónde están los archivos guardados?

Más aún en este desaguisado resulta que la flota de vehículos de un país amigo ha sido investigada por la UPAD. ¿Ahora investigamos a los Estados Unidos de América en nuestro país? ¡Torpeza mayúscula!

El Gobierno aparentemente ha fallado de manera clarísima en la comunicación política. Aparentemente ha fallado gravemente de manera similar en el seguimiento y control de los trabajos de la unidad de estudios estadísticos. ¿El presidente Alvarado firmó el decreto sin leerlo? ¿No aprendió la lección del presidente Arias que firmó igualmente un decreto a ciegas y se vio involucrado en juicios y acusaciones? ¿Quién es el jerarca de la Oficina de Leyes y Decretos en la presidencia? El Ministro de la Presidencia sin duda. ¿Quién redactó el decreto de marras? Fue el Delegado que atiende los asuntos de los grupos LGTBI y no la Oficina de Leyes y Decretos o un Procurador. ¿A qué está jugando el Gobierno? ¿Por qué Mideplan no analizó el decreto? ¿Por qué Seguridad Pública no lo conocía?

La PRODHAB o agencia protectora de datos de los individuos, perteneciente al Ministerio de Justicia que fue estructurada para la defensa y protección de las personas frente al tratamiento de sus datos personales ha salido a dar un visto bueno al Gobierno y no ha defendido a quienes son objeto de su función. ¿Porqué una situación de estas?

Personas aseguran que detrás de estos jóvenes operadores hay un tigre encerrado.

Gobernar es educar y educar es gobernar. En democracia se exponen las ideas que puedan dar paso a proyectos relevantes para escuchar opiniones y reservas. Nada de esto se hizo a tiempo y la oficina funcionó durante año y medio aproximadamente sin que fuera oficializada. En Octubre pasado se redactó el decreto. No se firmó sino hasta hace una semana y el presidente no lo leyó antes de hacerlo. Ahora, después de todo lo sucedido Casa Presidencial abre un espacio de diálogo cuando esa etapa ya la quemó.

¿Para analizar los datos del Estado de la Nación se requería un decreto? ¿Para qué entonces se emitió este? ¿Era porque se conducían otros proyectos a la sombra que no han salido a la luz pública?

Este proyecto no fue explicado en su necesidad de estado, en sus objetivos, ni en las personas que lo conducirían. Tan fácil explicar algo necesario y tan razonable. ¿O es que al amparo de este proyecto se desarrollarían otros? Cualquiera habría entendido que la conducción de un proyecto de esta magnitud y trascendencia sería encabezado por personas que con su trayectoria y prestigio lo apadrinaran. Tampoco sucedió esto y los jóvenes contratados, en razón de su ideología y su imagen proyectada, generaron casi tanta polémica como el proyecto mismo. Esto les restó credibilidad y generó mucho temor y desconfianza.

La UPAD es una dependencia de la presidencia que se ha dedicado según cuentan los interesados en Data Mining o minería de datos y en Big Data o sea en el estudio de los grandes datos de nuestra sociedad. Ambas disciplinas son importantísimas para conocer la realidad de país, las proyecciones de demanda y de necesidad de servicios públicos en todo el país y sus consecuencias. Estas técnicas se han ido popularizando desde los años 60 en los que comenzó a ser empleada en Europa y en los Estados Unidos. ONGs, ministerios y organizaciones empresariales usan estas a lo largo y ancho del planeta. El software para inteligencia de negocios es corriente y accesible, a diferencia del correspondiente para manejar otras grandes tiradas. Para Costa Rica usarlas es indispensable, pero el Gobierno en su gran descuido de comunicación y de proyección de imagen de lo que se hacía o se estaba por hacer acabó con la dependencia. ¿Algunos se preguntan si detrás de estos estudios de Data Mining había algo más?

La UPAD con su Data Mining, claro está no es una oficina de espionaje, ni es una dependencia de la seguridad del estado, ni un engendro de una policía secreta para hacer de los ciudadanos blanco de represión o de persecución, pero la realidad política está formada por las percepciones de los individuos y la percepción nacional es que la UPAD es un intento de formar una policía secreta represiva. Un error abismal de Gobierno en su comunicación política, que no va a ser fácil de corregir.

La UPAD es un esfuerzo por gobernar mejor sabiendo a cuáles problemas se les debe apuntar , así como sus facetas y tonalidades de los mismos según sea la región del país o las edades del conglomerado humano que impactan. Una lástima que una labor importante no se haya cuidado en los aspectos de comunicación y descripción del proyecto así como de las valiosas personas quienes lo iban a atender que con su prestigio y trayectoria eran garantía para el país. Las percepciones lo acabaron por torpeza del Gobierno. ¿Por qué el secretismo en algo que debía exhibirse por positivo?

La confianza en el país resulta fundamental para reactivar su economía, aumentar la inversión y el empleo. El deterioro de la confianza es la generación de recesión, cero inversiones y crispación general. Muy imprudente el Gobierno en su comunicación sobre el proyecto pues ha deteriorado la confianza y el optimismo.

¿Por qué no se situó en MIDEPLAN o en el INEC? Ya para qué preguntarlo. Esas eran las plataformas institucionales para hacerlo. ¿Por qué no se sacó a concurso la plaza de jefe o la de los demás integrantes? Ya para qué, están escogidos y hechos girones por la opinión pública. ¿Porqué estudiar las plataformas desagregadas del TSE a días de las elecciones? ¿Para sembrar desconfianza?

La estrategia PAC de crispación social y de profunda división de la sociedad en esta ocasión fue funesta para ellos. Siempre esta estrategia ha sido funesta para nuestro país. Una casa dividida no sobrevive. Espero que el Gobierno haya aprendido su lección y que la oposición también lo haya hecho. Filtraciones de datos, mal uso de los mismos, desviaciones de poder, pueden suceder en la UPAD pero no es privativo de la misma.

El país debe retomar la senda de serenidad, abandonar la crispación, las divisiones y desarrollar el propósito de trabajar en equipo y con patriotismo por el país que es nuestro hogar común.

Emilio R Bruce

Profesor.


NOTAS ANTERIORES







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.