Logo La República

Miércoles, 28 de octubre de 2020



NOTA DE TANO


La “Sele” es fiel reflejo de nuestro campeonato

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 16 octubre, 2020

A Jostin Daly no le llegó nada para definir

Cuando Rónald González anuncia la alineación para el partido, a los once titulares se les da una oportunidad de mostrarse, que mientras tanto, no la tienen los jugadores suplentes.

Los que entran de cambio, también la tendrán. Otros no.

Lo que sucede es que en el desarrollo del partido, algunos jugadores no aprovechan esa oportunidad que el técnico les ofreció, pero a otros, durante el juego, no les llega.

Me explico.

Voy a citar como ejemplo, a los dos jugadores que el técnico escogió como centros delanteros para jugar ante Panamá: Jostin Daly, titular; Yuaycell Wright, variante.

¿Cómo afirmar que Daly y Wright perdieron la oportunidad que les dio el técnico, si en los dos juegos ante Panamá, ninguno recibió un solo pase de gol?.

Lea más: Posterior al Mundial de Rusia, la Sele solo ganó seis de 22 partidos

Quienes califican floja la actuación de estos dos atacantes y los meten en el mismo cajón de quienes sí perdieron la oportunidad de mostrarse… ¿podrían recordarme si perdieron algún “gol muerto”, o remataron desviado, o erraron pases determinantes?

En dos juegos con los canaleros, Daly solo recibió un servicio largo que no pudo controlar y se fue por la raya final. Wright ninguno.

Entonces, ni Jostin, ni Yuaycell, perdieron la oportunidad que les dio Rónald para mostrarse. Esta, nunca llegó.

Y no llegó por la mediocridad de nuestros futbolistas. No hay otra razón.

El fútbol costarricense es de muy baja calidad y el seleccionado nacional, lo que hace es representarlo a la perfección.

Separando la memorable hazaña de Brasil 14, el fútbol creativo, talentoso, imaginativo, incluso fantasioso de nuestros mediocampistas, murió con el retiro de Wilmer López y Walter Centeno.

Lea más: Ningún técnico de Costa Rica completó un ciclo mayor a cuatro años

Tenemos 70 años de ver fútbol; desde el mítico Saprissa de 1950; el Uruguay campeón 1963 y Puntarenas monarca 1986; las grandes formaciones de Cartaginés, Alajuelense y Herediano.

El privilegio de ver a Alvarito Murillo, Cuca Herrera, Danilo Montero, Guido Cubero, Guillermo Padilla, Klever Ponce, Juan José Gámez, “Chinimba” Rojas, “Pelirrojo” Córdoba, el “Burro” Cruz y muchos más, servir cinco o siete pases de gol por partido a Rubén Jiménez, Juan Ulloa, “Cuico” Bejarano, Alexis Goñi, Guillermo Elizondo, Leony Flores, Errol Daniels, Roy Sáenz, Leonel Hernández y Guido Peña, respectivamente, futbolistas de un nivel infinitamente superior a los actuales, incapaces de filtrar un pase de gol en 180 minutos de acción.

¡Aquí se concentra el desastre!

Comparaciones “odiosas”, pero reales.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.