Logo La República

Viernes, 19 de abril de 2024



FORO DE LECTORES


La reforma del transporte público se llama TRANSGAM

Jonathan Prendas jonathan.prendas@gmail.com | Lunes 15 agosto, 2022

Jp

Jonathan Prendas Rodríguez

Analista político

Son décadas desde que alguien colocó sobre el tapete la necesidad urgente de reformar el sistema de transporte público en Costa Rica... y aquí estamos cual hamster en su ruedita sin ir para ningún lado.

En el camino se han dado infinidad de propuestas que no son más que refritos, acomodos convenientes y negocios que los plantea solo el que lo entiende... bloquear plataformas tecnológicas, sectorizar bajo el mismo modelo de trabajo, un tren sin condiciones financieras para ser sostenibles.

Lo cierto del caso es que ninguna de ellas toma el toro por los cuernos. Por eso llama la atención el planteamiento de Eugenio Araya de cambiar todo lo existente incluso de proyectar una migración hasta el sistema de metro dentro de algunas décadas; eso es tener olfato y visión.

El proyecto de Araya se llama TRANSGAM, consta de 500 buses eléctricos articulados, al menos 5 megalíneas interconectadas por nodos y grandes terminales dentro de sistemas comerciales, verdadero cobro electrónico, carriles exclusivos, semáforos inteligentes y pasos a desnivel en algunas zonas.

Incluso integraría a los empresarios que hoy trabajan las consesiones de las 5 megalíneas bajo la figura de un consorcio desde donde podrían tener una línea de financiamiento para la compra de los autobuses eléctricos, capacitación y stock de repuestos.

Desde el Juan Santamaría, hasta la Lima de Cartago, desde Alajuelita - Desamparados, hasta Coronado - Heredia, cuando una de las millón cien mil personas que potencialmente se beneficiarían de este sistema entren a un nodo (conexión de líneas) o mega terminal (receptoras de líneas nacionales fuera del eje) pagarían una sola vez con el pago electrónico y podrían utilizar los buses que ocupen hasta llegar a su destino.

Al gobierno le tocaría simplemente: 1. Acoger la iniciativa. 2. Declararla de interés público. 3. Instruir al CTP que promueva la adaptación de TRANSGAM. 4. Dar en concesión la construcción y administración de las megaterminales y nodos, así como desarrollar bajo la figura que mejor crea prudente los carriles exclusivos, los semáforos inteligentes y los pasos a desnivel... para lo cual incluso se podría acceder a créditos no reembolsables de organismos internacionales dada su profunda huella verde.

En resumen, no hay que buscar más... el futuro inmediato y a 100 años plazo está en el sistema transgam, todo depende de la voluntad política.






© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.