Enviar
La madurez del consumidor


Los costarricenses están cada vez más dispuestos a reclamar por deficiencias en la calidad de los productos adquiridos o de los servicios recibidos, según una nota publicada por LA REPUBLICA ayer.
Durante este año, más de 1.914 personas presentaron denuncias ante la Defensoría del Consumidor del Ministerio de Economía, mostrándose insatisfechas por una amplia gama de motivos.
Los problemas reportados tuvieron que ver con faltas de información, incumplimientos de contrato o de una garantía, publicidad engañosa, especulación, etiquetado o discriminación de consumo, normas de calidad y el derecho de retracto que tiene cualquier persona como consumidor.
Estos datos no necesariamente indican que los comerciantes están incumpliendo más sus deberes hacia los compradores hoy, sino que la gente está más educada y dispuesta a reclamar por sus derechos.
El hecho de que el consumidor nacional esté más informado y en actitud de exigir mejores productos y servicios es bueno para todos. En la medida en que esto ocurra las empresas se verán más incentivadas a optimizar su oferta y esto las hará a su vez más competitivas no solo en el ámbito nacional sino también en los mercados internacionales.
Costa Rica, que en lo relativo a la producción no puede apostar a los grandes volúmenes para invadir mercados en forma masiva, debe aumentar la atención y el esfuerzo en el valor agregado, una de sus posibilidades de tener éxito.
Por otra parte, tendrá que buscar la máxima calidad en todos los aspectos que rodean a los diferentes servicios y que esta se convierta en su característica tanto para brindarlos a los nacionales como para ofrecerlos a turistas y visitantes de todo tipo.
Las pymes tienen el reto, no por difícil imposible, de esforzarse en encontrar los valores agregados a sus productos y servicios a pesar de no tener los mismos recursos que las grandes empresas. Para esto se debe estimular y apoyar la creatividad.
Conseguir un incremento de la fidelidad entre los clientes puede producir un aumento importante en los beneficios de una empresa. La satisfacción por lo adquirido es el elemento que mayor fidelidad crea junto a los precios económicos y el trato agradable.
Por ello es importante encaminar la estrategia hacia lograr una mayor satisfacción del consumidor, especialmente cuando este ha adquirido un grado de madurez para aquilatar la diferencia.
Ver comentarios