Enviar

En los últimos días se ha vuelto a escuchar un tema llamado la Neutralidad de la Red (Net Neutrality).

El internet hoy en día es libre. De tal forma, nos conectamos por nuestro proveedor de internet (Claro, Tigo, Kolbi, etc) sin preocuparnos que alguno de ellos tenga bloqueado un servicio específico, o explícitamente haga un servicio más lento que otro, solo para favorecer alguna relación de negocios con una compañía de internet.

Imagínese por ejemplo:

Que por estar con un servicio con Claro, Google esté bloqueado y solo pueda buscar en Bing.

Que por estar con Kolbi no puedas acceder a Youtube sólo a Vimeo.

O que Twitter empiece a cobrarle a usted porque Tigo le cobra un extra a ellos para no hacer que su página y app tengan internet lento.

201711240906550.foto3.jpg

¿Es raro pensar eso, no?

La neutralidad de la red es lo que evita que suceda precisamente eso. Los proveedores de internet (ISP en inglés) nos dan acceso a la internet, pero no regulan con que velocidad carga Facebook o no nos evitan entrar a Google porque tengan una alianza con su competidor Bing. Esto permite que el internet sea un espacio neutral y que los intereses de los proveedores no se interpongan en nuestra libertad de acceder al contenido que queramos.

Esto se regula a nivel país. Estados Unidos está a punto de remover esa regulación y permitir que sus proveedores de internet como AT&T, Comcast, Verizon y otros, definan que ven los usuarios gratis, que ven pago, que ven lento y que no ven del todo, según sus acuerdos de negocio con cada sitio web.

201711240906550.foto4.jpg

Si esto sucede, Costa Rica podría tener efectos indirectos en nuestro día a día. Por ejemplo, podría potencialmente hacer más caro acceder a servicios basados en EEUU, debido a los costos de operación o a transferencia de costos de la inversión para poder adaptar su infraestructura a las regulaciones.

Si bien, en Costa Rica aún no estamos en ese punto (de discutir si el internet es neutral o no), el hecho de que Estados Unidos se esté moviendo en esa dirección, es peligroso para los países "en desarrollo", donde muchas veces vemos a países desarrollados como EEUU u otros países para emularles. Un ejemplo es el caso actual en el que Facebook, Whatsapp y otros servicios son gratis con ciertos proveedores de internet, esto es igual de peligroso que subir el costo para "los otros" servicios no favorecidos.

Por el momento lo que debemos hacer desde Tiquicia es mantenernos al tanto del avance del tema y no permitir que si esto sucede en EEUU se replique aquí.

Ver comentarios