Logo La República

Viernes, 24 de enero de 2020



FORO DE LECTORES


La automatización y la evolución del trabajo

Rodrigo Vargas [email protected] | Viernes 13 diciembre, 2019

Rodrigo Vargas

Cuando se habla de automatización, una de las primeras ideas que sale a relucir es la eliminación de trabajos y las implicaciones negativas que la evolución tecnológica trae a la sociedad: principalmente, un mayor índice de desempleo. Es aquí cuando los alarmistas aprovechan para difundir información acerca de estas connotaciones negativas de la automatización de los trabajos y así generar un ambiente negativo alrededor de los beneficios que podrían tener las organizaciones, sus colaborares y la sociedad en general. Lo que muchos de estos alarmistas omiten es el hecho que esta idea simplista de “las máquinas roban trabajos” solo cuenta una parte de la historia.

La Historia de los Cajeros Automáticos

Un ejemplo de cómo la automatización no necesariamente implica una reducción en la fuerza laboral es la introducción de los cajeros automáticos. Además del retiro de efectivo (el uso más común que le dan las personas), los cajeros automáticos permiten hacer depósitos, pagar servicios, hacer transferencias de dinero y otras muchas tareas que también se pueden hacer en la ventanilla de un banco. Haciendo un repaso histórico, cuando los cajeros automáticos se introdujeron en los años 70s, la concepción general fue que estos implicarían el desempleo de las personas que desempeñaban el cargo de cajeros en los bancos. En lugar de depositar o hacer un retiro de dinero con una persona, ahora se iba a poder hacer a través de una máquina. La realidad es que la adopción de cajeros automáticos no redujo trabajos en los puestos de cajeros de banco; ocurrió lo opuesto, con el incremento en el número de cajeros automáticos también se dio un incremento significativo en los cajeros de banco.

Aunque efectivamente el uso de cajeros automáticos redujo la cantidad de personas que manejaba una sucursal bancaria, al mismo tiempo también redujo significativamente el costo de mantener dicha sucursal. Este fenómeno hizo que los bancos pudieran optar por crear más sucursales bancarias, aumentando así su cartera de clientes y de manera evolutiva su portafolio de servicios, incrementando, de este modo, la necesidad de contratar más personas. La Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos calcula que los cajeros bancarios incrementaron de 300,000 en 1970 a 600,000 en el 2010.

El mismo fenómeno ocurrió en el siglo XIX en la industria textil cuando mucho del trabajo se automatizó, pero el número de tejedores continuó incrementándose por décadas. La automatización hizo que el precio del algodón bajara, lo que aumentó la demanda significativamente.

Desempleo vs. Reubicación del empleo

El patrón que muestra el fenómeno de los cajeros automáticos no se puede generalizar a todos los escenarios de automatización. Hay una gran diversidad de factores que inciden en los efectos tanto directos como indirectos que la automatización pueda tener a nivel individual, a nivel organizacional y a nivel social. Sin embargo, hay una realidad inherente a todo el movimiento tecnológico que va de la mano con la profesionalización de los puestos de trabajo: aquellos puestos que son automatizados van a dar paso a nuevos trabajos que requieren de un mayor nivel de conocimiento y nuevas habilidades. Las empresas existentes probablemente necesiten incrementar su fuerza laboral por expansión (fenómeno de los cajeros automáticos), pero también habrá nuevas empresas en mercados que hoy no se conocen que requerirán conocimientos y habilidades que las personas deben desarrollar. Las empresas generarán los espacios y las oportunidades, está en las personas aprovecharas y tomarlas.

De esta manera, la historia deja dos enseñanzas fundamentales que deberían influenciar fuertemente cómo se percibe el avance tecnológico y el rol que cada persona juega en este. Una es la responsabilidad individual de cada persona de no quedarse en su zona de confort y buscar un crecimiento tanto personal como profesional continuo; ningún trabajo es para siempre. Y la segunda es que sí es probable que exista una reducción de la fuerza laboral pero el efecto neto de esta reducción vs. los fenómenos de expansión y diversificación de portafolios (de productos y servicios) hace que exista un incremento de los puestos laborales, aunque estos puestos probablemente estén en zonas geográficas distintas.

Acerca de Avantica

En Avantica trabajamos como un socio de software que le ayuda a cumplir sus objetivos comerciales y dar solución a cada reto que se le presente. Ofrecemos equipos dedicados y buscamos constantemente las mejores metodologías para brindarle los mejores resultados.

Rodrigo Vargas

Delivery Director de Avantica






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.