Logo La República

Domingo, 28 de febrero de 2021



CANDILEJAS


La alegría de aprender y mucho más

Candilejas [email protected] | Viernes 12 febrero, 2021

Clases con el Método Montessori
Shutterstock / La República


Tuvieron que dejar de ir al kínder, a la escuela o la universidad. Insólito. Inesperado. De posibles graves consecuencias.

Muchos niños y niñas han sido muy perjudicados en su proceso formativo por la pandemia.

Algunos, con buena conectividad a Internet, computadora, celular, conocimientos para utilizarlos y condiciones adecuadas en sus viviendas para continuar con su proceso educativo de forma remota, lo hacen.

Otros, con muy poco o nada de lo anterior, recibieron toda la fuerza del funesto impacto.

La Costa Rica que, con tan buenos resultados, apostó por la educación pública en otros momentos de su historia, hoy no lo sostiene. Algunas escuelas en ruinas, ni agua tienen.

Contamos con un sistema educativo y un buen presupuesto para él, pero las familias pobres y en pobreza extrema generalmente no pueden aprovecharlo. La conectividad universal urgía desde el inicio de la pandemia.

A principios del siglo XX la médica y psiquiatra italiana María Montessori vio que los niños más pobres de Roma o con alguna discapacidad no podían formarse como lo hacían los demás.

Material de aprendizaje Montessori

Shutterstock / La República

Creó entonces un nuevo método para educar a estos niños y niñas desde los tres años de edad y fue tan exitoso que no tardó en difundirse y utilizarse en el mundo.

En el año 2014, ya había más de 22.000 colegios Montessori por todo el mundo en seis continentes. Solo en EE.UU. existen más de 5000 programas Montessori, de los cuales 475 son públicos.

También hay “falsos Montessori”. Es difícil sintetizar este método en unas pocas palabras.

Se caracteriza por la independencia, la libertad con límites y respeto por el desarrollo físico y social del niño y la niña, dice Almudena Palacios (viviendomontessori.com) *, maestra de primaria, antropóloga, máster en Innovación e Investigación en Educación y actualmente cursando un Doctorado en pedagogía Montessori en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia), en España.

El niño se forma a través de un trabajo libre con materiales didácticos. El fin es desarrollar su potencial en un ambiente estructurado.

Es el estudiante quien elige la actividad que va a realizar, en un ambiente preparado y materiales específicos.

El adulto en el Método Montessori, cumple función de guía y es de vital importancia. Diseña el ambiente y observa al niño o niña constantemente sin intervenir. Su objetivo es estimularlo para que aprenda por sí mismo y así llegar a ser completamente una persona autónoma.

El método Montessori abarca las siguientes áreas: vida práctica, sensorial, matemáticas, lenguaje y educación cósmica. Todas las áreas se complementan entre sí y unas dependen de las otras conforme va creciendo el niño.

Marcela Hio Cil, en Costa Rica, estudiaba biología y un kínder privado la contrató para que diera unas clases de ciencias en inglés, y montara una huerta.

Caja táctil, Montessori

Los estudiantes Montessori aprenden a identificar los colores y también frutas y verduras de su alimentación. Shutterstock / La República

Su trabajo gustó, explica ella, y le dieron una beca para estudiar el Método Montessori en California, Estados Unidos, con el compromiso de venir luego a trabajar en lo que se llamaba Instituto Montessoriano de Costa Rica.

Después que ese centro cerrara, Marcela decidió estudiar preescolar y también, junto a un grupo de personas interesadas iniciaron Montessori en el país, en 1987, trayendo gente de Estados Unidos para formar guías Montessori.

En 1988 ya había guías Montessori en los Cen- Cinai y así el método llegó a la Universidad de Costa Rica (UCR), en donde Marcela Junto a Mabel Ovares montaron un aula Montessori que dependía de la Vicerrectoría de Acción Social.

Pronto, otras facultades de la UCR las invitaban a dar clases y se abrió las puertas en esta universidad a todo lo que era Montessoriano. También las llamó el INAMU, la Universidad Nacional, El TEC y Universidades privadas.

¿Podrían las personas educadoras Montessori contribuir de alguna manera a disminuir, al menos, lo perdido por tantos niños y niñas por su pobreza o discapacidad y la pandemia?

Creemos que sí, definitivamente.


Si desea anunciarse en Candilejas comuníquese al 2273 4664 y 8383 3055



Carmen Juncos Biasutto y Ricardo Sossa Ortiz
Editores jefes y Directores de proyectos

[email protected]
[email protected]

Fuentes: https://www.google.com/search?q=cuantos+escuelas+Montessori+hay+actualmente+en+el+mundo%3F&rlz=1C1CHBF, El método Montessori ¿En qué consiste este famoso método educativo?* y elaboración propia


NOTAS ANTERIORES


¿Cuánto conoce su contexto?

Viernes 26 febrero, 2021

El profesor de la Universidad de Harvard, Tarun Khanna, enseña lo que denomina “inteligencia contextual”.

No tiremos dinero a la basura

Viernes 19 febrero, 2021

La bombilla del parque de bomberos de Livermore (California) funciona desde 1901. Un símbolo de que los objetos hoy podrían durar mucho más.

Un cambio que urge

Viernes 05 febrero, 2021

Era una niña de diez años cuando fue llevada por sus padres a playa Grande, con el fin de ver la arribada de tortugas.

Evitemos que desaparezcan

Viernes 29 enero, 2021

“Parece que al fin entendemos la importancia que tienen los bichos para la vida humana. No solo las abejas sino los insectos en general”





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.