Enviar
Intensa lucha viene a partir de la segunda mitad del año
Kölbi capea competencia… ¿por cuánto tiempo?

Claro y Movistar tendrían mayor cobertura, e invertirán más en promociones
La rana Kölbi no murió aplastada con la llegada de la competencia, como muchos pensaron.
El esfuerzo que hizo en mercadeo, entre otras medidas, le permitió capear los embates de la apertura celular y mantenerse fuerte como el principal operador celular del país.
Sin embargo, la inminente expansión de su cobertura, permitirá a los principales competidores de Kölbi atraer más clientes.
Al mismo tiempo, Claro y Movistar entrarían en una nueva ronda de promociones y una fuerte campaña publicitaria, apoyados en el respaldo financiero que poseen de sus casas matrices. Esto implica un alto riesgo para Kölbi, debido a los altos costos que significa mantener su estrategia comercial.
Otro desafío para la estatal consistirá en la portabilidad de los números de celular, que debería estar disponible para finales de este año.
En relación con la cobertura, se espera que para la segunda mitad de este año Claro y Movistar puedan completar sus redes celulares, con señal en la mayor parte del territorio nacional.
Los atrasos en la construcción de torres y radiobases, han sido hasta ahora una de las limitantes de estas empresas para atraer clientes.
Pero ya han avanzando mucho.
A la fecha, Claro tiene instaladas unas 750 torres en las zonas más pobladas, con una meta de 1.000.
En el caso de Movistar, lleva poco más de 500, contando con la misma meta.
Los contratos firmados con el Estado establecen un plazo de cinco años para completar las redes.
Sin embargo, ambas firmas aseguran que cumplirán este mismo año.
En lo que a suscriptores se refiere, Kölbi habría aumentado su cartera en el último año, al pasar de unos 3 millones a cerca de 4 millones.
Pero no queda claro si estas cifras, dadas por la Presidencia de la República, se refieren a líneas activas o chips vendidos.
Por su parte, Claro y Movistar han inscrito medio millar de usuarios entre ambos desde que lanzaron las operaciones hace casi cuatro meses.
Uno de los principales esfuerzos de los nuevos competidores, una vez que cuenten con la cobertura ampliada, será en promociones y publicidad.
Aquí, ambos cuentan con el respaldo de sus casas matrices, por lo que obtener recursos frescos para invertir o subsidios les resulta sencillo.
Por su parte, mantener estas campañas podría resultarle más difícil a Köbi, dados los posibles problemas para obtener financiamiento.
De hecho, en el último intento del ICE, matriz de Kölbi, por captar dinero mediante la emisión de bonos el mes pasado, solo logró vender $11 millones, de los $100 millones que pretendía.
Ese dinero estaba destinado tanto a obras de telecomunicaciones como de electricidad.
“La pregunta debería ser si puede mantener un balance financiero positivo en un futuro cercano sin intervención del Gobierno o de disminuir su base de clientes”, señaló José Otero, analista de Signals Telecom Consulting.
Otro desafío para Kölbi tiene que ver con la llegada de la portabilidad numérica.
El impedimento de migrar con el mismo número telefónico ha sido otro elemento que ha pesado para que el cliente no tome la decisión de probar a los nuevos operadores.
Esta facilidad es una tarea de la Superintendencia de Telecomunicaciones, la promesa es ponerla a disposición de los usuarios hacia finales de este año.

Luis Valverde
[email protected]
Ver comentarios