Enviar
Kirchner defiende diálogo sobre Malvinas
Gobierno británico considera que no puede haber negociación sobre soberanía hasta que los isleños lo deseen

Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de Argentina, amonestó ayer al Reino Unido por su falta de respeto al derecho internacional después de que fuera rechazada su solicitud de abrir el diálogo angloargentino sobre las Islas Malvinas.
En la rueda de prensa final de la Cumbre de la UE con Latinoamérica y el Caribe, Kirchner comentó que “negarse al diálogo no habla de alguien que quiera formar parte de una sociedad sujeta al derecho internacional”.
“Si todos en esta reunión... han hablado del diálogo... y de evitar situaciones de hecho, me parece que el Reino Unido, que es un país muy importante en el concierto de las Naciones Unidas y muy importante en la Unión Europea, debería, a mi criterio, dar el ejemplo y someterse también él, como pedimos que se sometan otros, a las resoluciones de las Naciones Unidas”, dijo.
Durante la cumbre en Madrid, Kirchner reclamó al nuevo gobierno británico iniciar conversaciones sobre las Malvinas, a lo que Londres contestó que la soberanía es “innegociable”.
Preguntada al respecto en la rueda de prensa, Kirchner precisó que “de hecho la convocatoria no es de Argentina, la convocatoria es de las Naciones Unidas a la República Argentina y al Reino Unido para que se sienta a dialogar sobre la soberanía sobre las Islas Malvinas”.
“Nosotros vamos a seguir insistiendo en el cumplimiento de la resolución de las Naciones Unidas que indica que debemos dialogar”, afirmó la presidenta.
Resaltó que “todos somos sujetos del derecho internacional”, tanto los más poderosos como los más débiles, y no debe aplicarse un “doble estándard”.
Kirchner apeló a la necesidad de “ir de acuerdo a normas civilizadas y de acuerdo al derecho internacional” porque si no, “las cosas se imponen por la fuerza, tal vez que por acciones unilaterales, no creemos en ese mundo, ese mundo nos ha dado demasiados disgustos”.
Criticó la pretensión británica de ejercer la “soberanía a 14 mil kilómetros”, que “supone el apoderamiento de recursos no renovables”.
Kirchner recordó que los líderes internacionales dicen que “se necesita diálogo, cooperación y aceptación de la normas del derecho internacional; sería bueno que fuera para todos, para los débiles, y con más razón, para los fuertes”.
En su intervención, la mandataria surmericana también criticó el trato discriminatorio que se le da a algunas comunidades inmigrantes en países europeos.

Madrid /EFE
Ver comentarios