Kerry e iraquíes se unirían para afrontar al terrorismo
John Kerry, secretario norteamericano de Estado, se reúne con el ministro de Relaciones Exteriores egipcio, Sameh Shoukri, a su llegada a la capital El Cairo. Kerry llegó a Egipto en una visita sorpresa, convirtiéndose en la autoridad de más alto rango de Estados Unidos en visitar ese país desde que el presidente Abdel Fattah al-Sisi llegó al poder.
Enviar

Kerry e iraquíes se unirían para afrontar al terrorismo

El secretario norteamericano de Estado, John Kerry, pidió a los iraquíes que se unan para enfrentarse al terrorismo en su país, tras los últimos avances del extremista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).
En una rueda de prensa en El Cairo tras entrevistarse con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, Kerry solicitó un “gobierno iraquí unido que represente a todas las partes del pueblo iraquí para hacer frente al EIIL”.
Irak “gozará así de nuestro apoyo y el de todo el mundo para enfrentar al terrorismo”, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense.
Kerry afirmó que su país no se va a involucrar en la política de Irak, que “corresponde” a los propios iraquíes, y agregó que kurdos, sunitas y algunos chiítas han expresado su insatisfacción por la situación en el país árabe.
“Estados Unidos no es responsable de lo que está pasando en Irak y Libia”, dijo Kerry, que apuntó que el fallecido dictador libio Muamar al Gadafi “fue el culpable” y contra él el pueblo se levantó.
Respecto a Irak, Kerry justificó la invasión estadounidense en 2003 para “establecer un país más democrático” y consideró que la amenaza actual del EIIL “no es solo un problema de Irak, sino de toda la región, ya que ningún estado está a salvo”.
Asimismo, señaló que Estados Unidos está trabajando con muchos países, como Egipto e Israel, para hacer retroceder a los yihadistas.
También pidió a los países e individuos que no financien el terrorismo y que estén seguros del destino final de las donaciones cuando financian proyectos humanitarios.
Por su parte, el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Sameh Shukri, dijo en la misma conferencia que Egipto y Estados Unidos “comparten la preocupación por la situación en Irak” y abogó por “respetar la integridad de Irak, su unidad nacional y la inclusión de todas las partes”.
Por otro lado, el líder supremo iraní, ayatolá Alí Jameneí, acusó a los norteamericanos y a “potencias dominantes occidentales” de estar detrás de los acontecimientos de Irak, donde el EIIL ha emprendido una ofensiva que amenaza la capital iraquí, Bagdad.
Jamenei dijo que detrás del conflicto en Irak, están “las potencias dominantes occidentales, encabezadas por Estados Unidos”, al tiempo que recalcó que lo que sucede en el vecino país “no es una guerra entre chiíes y sunitas”.
Además explicó que la principal lucha en Irak está entre los que quieren que este país se convierta en un campamento de Estados Unidos y los que desean su independencia.
El líder supremo iraní reiteró que Irán está firmemente en contra de la intervención de Estados Unidos y otros países en temas de Irak.
“Nosotros estamos totalmente en contra de las intervenciones de los estadounidenses y otros en temas internos de Irak y no lo aprobamos porque creemos que el gobierno, el pueblo y la autoridad religiosa iraquí tienen la capacidad para resolver por sí mismos sus problemas”.
En las últimas dos semanas, el EIIL y otros grupos insurgentes suníes críticos con el gobierno del chií Nuri al Maliki han tomado varias regiones de Irak y se han enfrentado a las tropas gubernamentales.
Bagdad ha pedido a Estados Unidos que lance bombardeos aéreos contra los insurgentes, pero hasta el momento Washington se ha limitado a desplegar a 300 asesores militares, insistiendo en que esto no supone reiniciar sus operaciones de combate en Irak y que la solución al problema no pasa por una vía exclusivamente militar.

El Cairo/ EFE

 

Ver comentarios