Kattia Castro - Alertas para prevenir el fraude financiero
Enviar

Alertas para prevenir el fraude financiero

Por la gran cantidad de consultas que se reciben en la Superintendencia General de Valores (Sugeval) sobre ofrecimientos de valores no autorizados por un Regulador, cabe invocar aquel refrán que dice: “… en río revuelto, ganancia de pescadores”.
En épocas como la actual, donde hay incertidumbre en los mercados financieros y pocos incentivos a invertir por las bajas tasas de interés, el ofrecimiento de altas rentabilidades —uno de los principales ganchos con que atrapan a sus víctimas— se torna muy atractivo para los inversionistas. No obstante, esa falsa promesa se lleva a cabo como parte de un esquema que no cuenta con la autorización de un Regulador y que, en la mayoría de los casos, se trata de una estafa o fraude financiero.
Estas entidades operan de diferentes formas y utilizan como medio de contacto el correo electrónico, Internet, el periódico, e incluso el teléfono o el fax, así como las referencias personales de sus propios clientes.
Además de la falsa promesa de altas ganancias con poco riesgo —lo cual es totalmente irreal— son convincentes y persuasivos, y se llaman a sí mismos asesores y expertos. Con frecuencia afirman ser entidades sujetas a regulación. Otro elemento clave es la presión que ponen en sus potenciales clientes para que adopten una decisión inmediata, con el requisito de adelantos y depósitos en cuentas corrientes en el exterior a nombre de una sociedad. Una vez que los clientes les han entregado su dinero, simplemente desaparecen o cambian de nombre, sin que puedan hacer nada.
Usted puede adoptar una serie de medidas para evitar ser sorprendido por personas o empresas que actúan de manera ilegal o incluso fraudulenta. Ante ello no pierda la calma. Nunca se apresure en sus decisiones financieras. Busque información sobre la entidad, sus servicios, productos e historial. Verifique si están regulados e invierta preferiblemente a través de entidades inscritas en el Registro Nacional de Valores e Intermediarios (www.sugeval.fi.cr). Asesórese con gente que tenga experiencia en el negocio y consulte la Sección de Alertas al Inversionista en el sitio de la Sugeval.

Si usted ya invirtió en una entidad como estas, adviértales que acudirá a las autoridades y a su vez reúna toda la evidencia y documentos que pueda. Informe a la Superintendencia General de Valores y adjunte toda la documentación del caso. También puede presentar una denuncia ante el Ministerio Público. Y recuerde… usted es responsable de lo que ocurra con su dinero, no renuncie a sus derechos como inversionista.

Directora de información y comunicación de Sugeval
[email protected]


Ver comentarios