Kahli Café combina lo tradicional con un estilo muy propio
Esteban Monge/La República
Enviar

201601281733400.rec16.jpg
Cada detalle es importante en Kahli Café, desde no usar premezclas al elaborar su tradicional queque de chocolate hasta solo servir un café con múltiples reconocimientos por su calidad.

Detrás de todo lo rico y bueno de esta cafetería está el trabajo, conocimiento y pasión de la chef Sophia Rodríguez y la experiencia de la marca Brumas del Zurquí.

Desde diciembre ofrecen a sus visitantes un menú para el desayuno, almuerzo y café, con alternativas que combinan platillos tradicionales con el toque contemporáneo que la chef les incorpora.

Por eso es común encontrarse en el menú tortillas de queso o las tradicionales piononos (empanaditas de maduro rellenas de queso). Pero siempre con la firma de Kahli Café, por ejemplo las tortillas llevan una abundante cantidad de queso.

“Nos esmeramos para que cada detalle transmita calidez, que quienes nos visitan se sientan cómodos y encuentren algunos platillos de la cocina tradicional que si bien está diseñada por una chef no significa que cambia su sabor, esos que nos gusta disfrutar en casa de nuestras madres o abuelas”, afirmó la chef.

La firma de Rodríguez es palpable en recomendaciones como la ensalada tica. Ella combina en un mismo plato el tradicional pejibaye, el palmito, el queso Turrialba, el chile dulce, el aguacate, las lechugas y los acompaña con un aderezo de guanábana.

Son productos que aportan identidad, varios de ellos se exportan como muy propios de Costa Rica, por lo que el resultado es una ensalada de la que ticos y extranjeros se enamoran.

Si se buscan opciones saludables también vale la pena descubrir la crema liviana de tomate, se puede degustar con croutones o sin ellos. Esta tiene una textura muy agradable y un buen balance entre acidez y las notas dulces.

El emparedado de roast beef también es una buena alternativa para el almuerzo. Una carne suave en un pan chapata de la casa con cebollas caramelizadas al vino tinto.

El final perfecto es con su queque casero de chocolate acompañado de café Brumas del Zurquí.

“Es un postre sin premezcla, la receta es 100% casera, lo que lo hace esponjoso y suave al organismo a pesar de ser de chocolate. Además nos gustaría que los comensales reten a nuestros baristas con nuevas bebidas de café para acompañarlo”, finalizó la chef.

201601281733400.BUEN-COMER-2.jpg


Melvin Molina
Periodista
El Sartén Caliente

[email protected]

Ver comentarios