Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



GLOBAL


Juventud de Macron no atrae a votantes primerizos en Francia

Bloomberg | Lunes 01 mayo, 2017

Macron es visto por los jóvenes franceses como alguien de la elite. Bloomberg/La República


La edad de Emmanuel Macron no lo ha convertido en el candidato de los jóvenes en Francia.Si las encuestas son correctas, es posible que Macron, de 39 años, se convierta en el presidente más joven de la historia francesa.

Pero es improbable que lo sea por los votantes del grupo de edades comprendidas entre los 18 y los 24 años. Más de la mitad de esos votantes escogieron en la primera ronda a Marine Le Pen, de la extrema derecha, o Jean-Luc Mélenchon, candidato respaldado por los comunistas, más que la proporción total del voto nacional.

Macron ocupó el tercer lugar, con un 18%, según una encuesta de Ipsos antes de la votación del 23 de abril.

A pesar de todas sus aseveraciones de no formar parte del sistema, a los ojos de la juventud descontenta de Francia, Macron no es un agente de cambio, el candidato centrista que era banquero de Rothschild y ministro del gobierno del presidente François Hollande, aboga por profundizar el papel de Francia en la Unión Europea.

No se le ve haciendo mucho que vaya a cambiar la opinión de los votantes jóvenes, a los que les repele incluso la insinuación de continuidad más ligera.

“Esta generación de votantes creció en la era de la crisis financiera y todo lo que conocen es la austeridad, elites que han arruinado su futuro”, dijo Jean-Philippe Dubrulle, analista de la encuestadora Ifop.

Macron es visto como alguien de la elite, a pocos días de la ronda decisiva de la votación, las encuestas muestran que Macron ganaría por un margen del 59% al 62% de los votos. Aunque los votantes jóvenes que forman el 12% de la población adulta no son cruciales para Macron.

Muchos de estos votantes se abstendrán en la segunda ronda del 7 de mayo, según las encuestas. Si Macron se las arregla para conseguir algunos de los votantes jóvenes que se oponen a Le Pen en la segunda vuelta, sería porque ella está entre la menos preferida de ese población.

Para la campaña de Macron, la incapacidad de atraer a los votantes de este grupo etario es en parte un fracaso de su mensaje de cambio al estilo de Obama. El novato político creó su partido En marcha hace un año, con la promesa de cambiar el sistema.

Si bien el ánimo antisistema en Francia logró desplazar a los partidos establecidos, a los socialistas y los republicanos de una manera espectacular en la primera ronda, la campaña de Macron acepta que no fue capaz de mostrar a los votantes jóvenes que él formaba parte de ese cambio.