Justo Orozco en el ojo del huracán
Activistas se manifiestan en contra de Justo Orozco en la Asamblea Legislativa, a raíz de sus constantes ataques a la comunidad gay. Marco Monge/La República
Enviar

Protestas, campañas en línea y malestar general rodean al diputado

Justo Orozco en el ojo del huracán

Trato despectivo hacia comunidad gay detona reacción masiva

Una vez que Justo Orozco abrió la boca para decir que no distingue a un homosexual “hasta que se le ve el plumero”, la bomba ya había detonado.
El desconcierto tocó a la población en general, por lo que campañas, protestas y peticiones de renuncia aumentan, tras el discurso del diputado evangélico, quien preside la Comisión de Derechos Humanos.
Pese a esto, Orozco afirma tener el respaldo del 90% del país, afirma que no renunciará a su puesto y pidió disculpas “en caso de que haya ofendido a alguien”.
Su oposición al proyecto de sociedades de convivencia, así como sus polémicas declaraciones en distintos medios de comunicación han movilizado a un sector de la población que se han manifestado en su contra.
Es así como se promovió una campaña desde el sitio web avaaz.org, bajo el nombre “Fuera el odio y la homofobia de la Asamblea Legislativa”, petición que fue llevada ayer a Víctor Emilio Granados, presidente del Congreso.
La campaña recolectó más de 23 mil firmas, alrededor de una tercera parte de los votos que llevaron a Justo Orozco al Congreso.
Además, se promovió una campaña en redes sociales, titulada “Yo también hablo como tico”, en la que personas ofendidas por las palabras del funcionario publicaron un video para contar su historia y hacer pública su molestia.
La indignación también llegó a la Asamblea Legislativa. Primero, con el diputado Carlos Góngora, quien decoró su curul con plumas, en clara alusión a las palabras de Orozco, y luego con la petición de María Eugenia Venegas y diversos diputados, solicitando su salida de la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos.
Un grupo de activistas gais también han visitado la Asamblea Legislativa, en protesta contra Orozco, quien ha sido la principal piedra en el zapato del proyecto de sociedades de convivencia en el país.

Orozco: “Cuento con el apoyo del 90% de los costarricenses”

¿Se arrepiente de sus comentarios peyorativos hacia la comunidad gay?

No. Si yo hubiera dicho el nombre de una persona en específico con mucho gusto, soy caballero y sujeto a pasiones, pero aquí yo no he dicho nombres.

¿Estaría de acuerdo con que los ciudadanos puedan remover diputados por medio de un referéndum?

estaría de acuerdo, pero no solo diputados, también todos los cargos públicos, presidentes, magistrados y cualquier funcionario que no desempeñe su labor eficazmente.

Si la voluntad de la mayoría fuera que usted dejara su curul, ¿lo haría?

No creo que sea una mayoría, yo cuento con el apoyo del 90% de los costarricenses, creo que más. Mi meta es que todos los niños nazcan del matrimonio para reordenar la sociedad.

¿Qué reacciones ha recibido en la calle luego de sus palabras?

He recibido mucho apoyo. Ayer fui con un medio a hacer mandados y todo mundo me felicita. Me dicen¡No afloje, estamos con usted!

¿Por qué su imagen como diputado siempre esté ligada a este tema?

La primera vez que fui diputado tuve un logro para la juventud costarricense, como lo fue la olimpiada de matemática. Yo he presentado muchísimos proyectos, pero no caminan; como los presenta un diputado de fracción pequeña no los acogen.

¿Le preocupa la impopularidad que ha generado por sus declaraciones?

No me preocupa en lo absoluto. Yo no soy impopular, soy popular. Yo no leo redes sociales, yo no tengo tiempo. Me cuentan lo que dicen, solo un 20% de la población permanece informada todos los días.

 

Luis Fernando Cascante
[email protected]

 

Ver comentarios