Logo La República

Domingo, 19 de enero de 2020



COLUMNISTAS


Justicia para quienes necesitan créditos

Siany Villalobos [email protected] | Martes 10 diciembre, 2019


Según el último informe del Estado de la Nación nos informa que: “La desigualdad de ingresos creció considerablemente en los últimos veinticinco años. Hoy Costa Rica no solo es un país más desigual, sino que perdió la ventaja que tenía como una de las naciones más equitativas de Latinoamérica”

Con esta información las y los costarricenses llevamos con gran pesar las injusticias que se cometen ante la necesidad e ignorancia de la población en temas financieros.

Es común escuchar y leer en los diarios de circulación nacional, las notas relacionadas con el proyecto de ley referente a colocar topes a las tasas de interés usureras. En otras columnas me he referido a esta situación, pero ahora más que nunca el tema es medular en la discusión de los señores diputados y diputadas, en la Asamblea Legislativa.

Nos dicen que el proyecto para regular las tasas interés de los créditos es necesario, pues nos enfrentamos a mercados no perfectos que requieren de tal medida, la regulación es urgente.

Algunos detractores del proyecto justifican que se debe regular utilizando las tasas más altas del mercado, es decir las tasas de usura, para no excluir operadores de crédito, o para no excluir a la población más pobre del país, tales afirmaciones son difíciles de sostener, dado que una persona pobre actualmente en este país no es sujeto de crédito en ningún banco y si su financiamiento es con una tarjeta de crédito en lugar de resolverles un problema, le complican las condiciones a las personas y familias, con deudas que no pueden pagar, con problemas legales en cobros judiciales y de persecución para que cancele, con un record crediticio manchado, dañando a futuro las posibilidades de salir del ciclo de la pobreza; en resumen, dar un crédito a una persona sin capacidad de pago, no es resolver el problema es crearlo a más personas, al que invierte, al que paga, al deudor y al fiador.

El tema de no excluir a operadores de crédito, llama la atención como en el cálculo de las tasas de interés, existe un rubro de pérdidas esperadas hasta de un 25%, una entidad financiera con ese tamaño de pérdidas debería ser intervenida por la SUGEF, pues tiene un riesgo latente en la inversión de los ahorrantes o de los clientes.

Igualmente se habla mucho de segmentar las tasas de interés de acuerdo a los productos de crédito. Sin embargo, esa consulta fue evacuada con total claridad por el Banco Central, donde mencionaron que esa práctica ya fue implementada en el país, con resultados totalmente negativos, pues las entidades financieras juegan con esa segmentación para colocarse en el nivel que mayor ganancia les ofrece, como lo es el consumo, materializándose el riesgo de manipulación de la normativa, por lo tanto, la recomendación es fijar un solo tope a las tasas de interés de los créditos.

A la fecha con el convencimiento de la necesidad de establecer un tope a los intereses de los créditos, la siguiente etapa será la definición de una metodología, para la toma de acuerdos de los señores diputados y diputadas, tal decisión cuenta con suficientes propuestas y análisis técnicos y científicos de expertos, como lo son: el Banco Central, la SUGEF, UCR, UNA, Fundación Iustitia, Banca para el Desarrollo, entre otros, en dichas recomendaciones todas estas instituciones establecen un tope que oscila en los rangos de 32-38%,contemplando un margen de ganancia a las entidades financieras de aproximadamente un 40%, solamente se aleja de estas, el Banco Central de Costa Rica con una propuesta de entre un 51-63%, pues realizaron los cálculos con los créditos más riesgosos, los de consumo a corto plazo y de bajo costo, además de contemplar pérdidas esperadas que no deberían ser permitidas en el país.

Así las cosas, no queda más que esperar a la buena voluntad de nuestros legisladores(as), quienes tienen la competencia para establecer el tope y que de una vez por todas se haga justicia a quienes necesitan de créditos.



NOTAS ANTERIORES


Confianza, una variable esencial

Viernes 17 enero, 2020

Crear condiciones de certidumbre para la producción, para los consumidores, para los inversionistas, para los emprendedores, es un asunto de capital importancia

El IVA y la Cámara de la Construcción

Viernes 17 enero, 2020

Nos llamó poderosamente la atención el reportaje en La República titulado “Constructores piden intervención para revertir golpe del IVA en la actividad”,

Sinceramente

Viernes 17 enero, 2020

Las elecciones de alcalde serán el 2 de febrero.

Pequeños reinos

Jueves 16 enero, 2020

Los “pequeños reinos” no pueden manternese como naciones independientes dentro de la realidad del país







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.