Enviar
Jurek, el chico de hierro

Scott es la atracción del Reto de la Costa

Luis Rojas
[email protected]

Es sonriente y simpático en el trato con las demás personas y tiene un perfil que lo hace pasar inadvertido, pero sus piernas son del hierro puro y es por eso uno de los principales ultramaratonistas del mundo.
Hablamos de Scott Jurek, un hombre que ama la aventura de correr y que en cada competencia se pregunta siempre lo mismo ¿hasta cuándo pueden resistir sus piernas?
Jurek empezó ayer a correr The Coastal Challenge, una competencia de 33 kilómetros y seis etapas, que arrancó en Quepos y finalizará el próximo viernes en Bahía Drake.
Nacido en Seatle, Estados Unidos, Scott empezó a correr cuando se preparaba para las temporadas de Sky, deporte que practicaba.
“Corría en verano y con el contacto con la naturaleza me fui enamorando de esto hasta el punto que ahora, pese a lo duro que es, lo disfruto muchísimo”, siempre con la incógnita de pensar hasta dónde lo llevarán sus piernas.
Scott ha estado en todo tipo de competencias, desde climas fríos hasta el calcinante sol de los desiertos, pero asegura que su fuerza viene de adentro, de lo interno “algo muy adentro es lo que me impulsa y me hace seguir corriendo, como una fuerza de las piernas que la mente proporciona”.
El estadounidense asegura haber corrido hasta 246 kilómetros y 26 horas seguidas, “una locura” dice, pero en fin, lo ha hecho.
Una de sus últimas competencias fue el Spartathlon 2008, en setiembre pasado y que el corredor ganó por tercera vez consecutiva con un tiempo de 22 h20m01s, en esta competencia de 245,3 km, que une las ciudades de Atenas y Esparta.
Scott, quien ya había venido a Costa Rica como turista, dice que le encantaron los bosques ticos, la gente relajada de nuestro país y la forma como se convive con la naturaleza.
“Los ticos aman lo ecológico, y lo bueno es que lo comparten con el resto del mundo”.
Este joven vegetariano asegura que le encanta cocinar en sus giras y es patrocinado por Brooks, una compañía de zapatos (que él mismo ayuda a diseñar) y ropa para correr; también es entrenador de atletas y fisioterapeuta.
Volviendo a la competencia, el estadounidense sabe que su fuerte no es la rapidez, pero sí la resistencia.
En la competencia de Death Valley, 135 millas de intenso calor, asegura que hubo momentos en que sentía morirse, pero que también hay otros instantes muy gratos como la competencia que corrió en la Sierra Nevada, saliendo de California y que ha ganado siete veces, pero que en la sexta edición rompió el récord.
Aparte del costarricense Javier Montero, campeón defensor de la prueba, Jurek deberá competir ante un fuerte contingente de extranjeros que pretenden llevarse la victoria y entre los que destacan David James (EE.UU.), el equipo Athena (EE.UU.), liderado por Robyn Benincasa, Jake Zmrhal (EE.UU.), Leonardi Soresi (Italia), Ralf Jacobi (Alemania), Sebastian Armenatu (Argentina) y Tony Irving (Sudáfrica), quienes entre otros, intentarán romper el dominio tico sobre esta prueba, puesto que de las cuatro ediciones los nacionales han ganado tres.
Ver comentarios