Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


JPMorgan: No es preocupante que Ecuador promocione moneda digital

Bloomberg | Miércoles 03 junio, 2015

Los inversores temen que el presidente Rafael Correa planee usar el dinero electrónico para ir desplazando al país de su moneda oficial, el dólar estadounidense.


JPMorgan: No es preocupante que Ecuador promocione  moneda digital

La moneda digital local de Ecuador no es algo que pueda generar temor. Al menos esa es la conclusión de analistas desde JPMorgan Chase Co. hasta Credit Suisse Group AG y Nomura Securities International Inc.
Los bonos del país cayeron la semana pasada luego de que el gobierno ordenara a los bancos empezar a aceptar una nueva moneda electrónica que creó el año pasado. Anteriormente, funcionarios habían dicho que el sistema sería voluntario. Los inversores temen que el presidente Rafael Correa planee usar el dinero electrónico para ir desplazando al país de su moneda oficial, el dólar estadounidense, para terminar por crear moneda virtual para cubrir una brecha presupuestaria.
La liquidación de los bonos, y también los temores, fueron exagerados, dicen los analistas. Javier Kulesz, un director gerente de Nomura, dijo que no le preocupa un repentino fin de la dolarización porque el gobierno ha dicho que mantendrá reservas líquidas para respaldar la moneda digital. El precio del petróleo será más importante que la moneda virtual en lo que respecta a determinar el desempeño de los bonos en dólares del país, según Holger Siebrecht, administrador de cartera de Acadian Asset Management LLC.
“En mi opinión, esto no es más que ruido”, dijo Siebrecht, que reside en Boston y contribuye a administrar unos $350 millones de deuda de mercados emergentes, incluidos bonos ecuatorianos. “Vemos ese tipo de cosas de tanto en tanto en los mercados emergentes: aparece algo nuevo y durante un breve período hay una reacción impulsiva”.
El rendimiento adicional que los inversores exigen para tener bonos ecuatorianos en lugar de bonos del Tesoro de los Estados Unidos, una medición de la percepción del riesgo en los mercados de crédito, aumentó al máximo en dos meses la semana pasada al trepar 0,52 puntos porcentuales, a 7,35 puntos, según datos que recopiló JPMorgan. El llamado diferencial está sólo detrás de los de Ucrania, Venezuela, Bielorrusia y Belice entre los países en vías de desarrollo.
Las nuevas medidas exigen que los bancos ofrezcan servicios vinculados a la moneda electrónica y da a las entidades crediticias con activos superiores a los $1 mil millones 120 días para cumplir con la disposición, mientras que los bancos más chicos tendrán un año de plazo, según una resolución publicada el 25 de mayo en el registro oficial del país.
El cambio de regla dará a los usuarios más oportunidades de usar la moneda digital, que continuará siendo por completo voluntaria para los ciudadanos, dijo la oficina de prensa del banco central en respuesta a preguntas de Bloomberg.
“Lo que cambia es que los ciudadanos que decidan por su propia voluntad utilizar el dinero electrónico podrán hacerlo en todos los bancos del sistema financiero”, dijo la autoridad monetaria.
Los inversores en Ecuador deberían concentrarse en las perspectivas del crudo y en la capacidad de autofinanciarse del gobierno, no en el uso de una moneda electrónica, dijo Kulesz, de Nomura, en una nota del 28 de mayo.
“En Ecuador hay muchas cosas de las que preocuparse, pero esta no es una de ellas”, escribió Kulesz.