JPMorgan impulsa negocio de reestructuración de deuda en Brasil
JPMorgan no puede asesorar de igual forma las empresas en Estados Unidos, como lo está haciendo en Brasil. Bloomberg/La República
Enviar

Los competidores podrían haberse sorprendido al ver este año a los banqueros Ricardo Leoni y Daniel Pombo, de JPMorgan, en la mesa de negociaciones ayudando a la compañía minera brasileña Samarco Mineraçao a reestructurar unos $3.800 millones de deuda.

Después de todo, el asesoramiento en reestructuraciones no es el punto fuerte del banco neoyorquino en Brasil. Leoni y Pombo tratan de revertir eso.

En momentos en que la demanda de servicios bancarios tradicionales declina como consecuencia de una contracción nacional del crédito y de la peor recesión en un siglo, bancos globales como JPMorgan y Credit Suisse, que tiene sede en Zúrich, tratan de competir con los principales actores del negocio de reestructuraciones, como Moelis &Co., PJT Partners, Rothschild y Lazard.

“Como principal suscriptor de bonos en América Latina, nuestra actividad experimentó una fuerte contracción en 2015, de modo que adoptamos la estrategia de buscar nuevas oportunidades”, dijo este mes en entrevista telefónica Leoni, jefe de mercados de capital de deuda de JPMorgan en Brasil.

La venta de bonos internacionales por parte de compañías brasileñas cayó 82%, a $7.800 millones en 2015, según datos que recopiló Bloomberg. Eso fue un incentivo para que Pombo, jefe del negocio global de reestructuración de JPMorgan, viajara a Brasil el año pasado para impulsar los servicios del banco. Su primera idea fue proporcionar préstamos a compañías que piden protección por quiebra, el llamado financiamiento al “deudor en posesión”, DIP por la sigla en inglés.

Financiamiento DIP

“Pronto me di cuenta de que en Brasil es más complicado proporcionar financiamiento a compañías en problemas”, dijo Pombo.

En los Estados Unidos y Canadá, las leyes de quiebra hacen que las entidades crediticias se muestren dispuestas a correr ese riesgo al concedérseles prioridad para el reembolso, agregó Pombo.

“Muchos países han instrumentado leyes que imitan algunas de las protecciones que existen en los Estados Unidos, pero no ha habido suficientes casos en que todo funcione según lo esperado para prestar en ese marco”, dijo.

Mientras tanto, JPMorgan dice que si no puede prestar a compañías en problemas en Brasil, puede asesorarlas sobre la mejor forma de reestructurar, un servicio que ofrece con menos frecuencia en los Estados Unidos.

“Por lo general no hacemos mucho trabajo de asesoramiento financiero en los Estados Unidos porque tenemos exposición de préstamo a muchas empresas en el país y, por supuesto, hay un conflicto”, dijo Pombo, que añadió que en Brasil es diferente. 


Ver comentarios