JPMorgan cerrará cuentas de argentinos con fondos no declarados
Los argentinos que para el 31 de marzo se acojan al blanqueo de sus ahorros que no tributaron pagarán una multa de hasta el 15% por única vez. Bloomberg/La República
Enviar

JPMorgan Chase & Co. advirtió a sus clientes argentinos que tengan fondos no declarados que deben participar en el programa gubernamental de blanqueo o corren el riesgo de perder sus cuentas.

“Los grandes bancos como JPMorgan exigirán que todos los fondos sean debidamente declarados, y si no, cerraremos las cuentas”, dijo Facundo Gómez Minujín, que encabeza la división argentina del banco neoyorquino, en una entrevista.
El presidente Mauricio Macri anunció una amnistía fiscal en mayo para captar parte de los fondos no declarados que los ciudadanos guardan de diversas maneras, desde cajas de seguridad hasta cuentas en bancos suizos o propiedades en el apreciado balneario uruguayo de Punta del Este.


Los argentinos que para el 31 de marzo se acojan al blanqueo de sus ahorros que no tributaron pagarán una multa de hasta el 15% por única vez.
También pueden invertir en bonos del Tesoro a tres y seis años o hacer inversiones de largo plazo en proyectos de infraestructura, vivienda, hipotecas o pequeñas y medianas empresas.
En el marco del programa, los participantes deben abrir una cuenta bancaria especial antes del 31 de octubre y luego tienen hasta el 21 de noviembre para depositar efectivo no declarado. El plazo final para participar en el plan de blanqueo es el 31 de marzo.
Los argentinos tenían aproximadamente $400 mil millones en activos en el extranjero en 2012, según cálculos el Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina (CEFIDAR). La cifra probablemente creció a $500 mil millones, un monto aproximadamente igual al producto interno bruto del país, según Jorge Gaggero, fundador de la Red de Justicia Fiscal para Latinoamérica y el Caribe.
En el pasado había pocos incentivos para declarar tales fondos, y “como el riesgo de que fueran detectados era bajo, mucha gente no participaba”, dijo Gómez Minujín. Ahora los bancos están presionando a sus clientes y “los acuerdos de información con la mayoría de los grandes países probablemente aumenten el riesgo de detección”, agregó.
Más arriesgado

Un acuerdo internacional para compartir información fiscal que comienza a regir en 2017 les hará mucho más difícil a los argentinos seguir escondiendo fondos en el extranjero, dijo el ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay.
“Esperamos que el plan de blanqueo fiscal sea muy exitoso”, dijo Alejandro Guevara, jefe de cobertura bancaria para JPMorgan en Latinoamérica, en una entrevista.
Guevara estimó que el Gobierno podría generar ingresos fiscales de $8 mil millones a $10 mil millones mediante el programa.
“Esta afluencia aliviará el déficit fiscal y reducirá las necesidades de financiamiento, algo a lo que los inversores están atentos”, dijo. “Esperamos que el mercado de deuda siga siendo receptivo y esté plenamente abierto a Argentina el año próximo”.
JPMorgan está aumentando su personal en Argentina respecto de los niveles de 2015 como parte de un plan de tres años para convertir al país en su eje regional.
Había contratado aproximadamente 450 empleados hasta fin de junio.
El banco fue uno de los coordinadores globales en la venta récord de bonos argentinos por $16.500 millones en abril, que marcó el retorno del país a los mercados de crédito extranjeros tras su default de 2001. Fue también uno de los bancos que le prestaron a Argentina $5 mil millones para aumentar sus reservas en enero, un mes después de que asumió Macri. Daniel Pinto, que encabeza la banca corporativa y de inversión de JPMorgan, es ciudadano argentino.


Ver comentarios